En lo que llevamos de confinamiento, la presentadora ha hecho algunas restricciones en su dieta con el fin de adelgazar. Así ha conseguido perder 10 kilos.


Tania Llasera ha confesado a sus seguidores los secretos de su pérdida de peso. Cuando empezó la cuarentena en su domicilio, la presentadora decidía ponerse a plan para quitarse los kilos extras que arrastraba desde el año pasado.

En su cuenta de Instagram ha explicado por qué se animó a ponerse a dieta. «Os cuento cómo y por qué he perdido peso… en pleno confinamiento. Objetivo: Bienestar ~ Estar Bien ~equilibrar cuerpo y mente ~ alinearme con mi salud. Entré en la cuarentena, que se convirtió en confinamiento con kilos de más, venían del verano pasado y con un extra navideño. Siempre me veo bien, pero estaba algo incómoda ya y no me cabía casi nada de mi armario», ha señalado.

«Llevaba años coqueteando con el ayuno intermitente»

La vasca ha contado que llevaba mucho tiempo haciendo ayuno intermitente. Una práctica habitual entre numerosas ‘celebrities’ que consiste en alternar periodos de ingesta con periodos de ayuno de forma más o menos estructurada. Los defensores de este patrón alimentario defienden que hacerlo puede ayudar a perder peso y grasa corporal, a disminuir volumen gracias a su efecto antiinflamatorio y el aumento de la resistencia al estrés y la oxidación. Famosos como Elsa Pataky y su marido, Chris Hemsworth, han hablado en numerosas ocasiones de sus múltiples beneficios.

«Llevaba años informándome y coqueteando con el ‘ayuno intermitente’ y con el encierro por COVID-19 la primera semana me agobié tanto que perdí un par de kilos que me sirvieron de rampa de salida para tomarme en serio el #ayunointermitente (informaros primero)», ha narrado. «Pensé: ya que me encierro en casa y cocino yo, controlo mejor lo que ingiero y cuando lo ingiero. También ayudó que no hay cenas y fiestas, lo cual ayuda a evitar tentaciones. Así que me puse a ello».

«Intento ayunar 16 horas cada día y me va genial»

Tania Llasera ha revelado cómo ha distribuido sus horarios de comida para poder hacer ayuno. «Básicamente, en mi caso, no me suele gustar desayunar (al menos antes de dejar de fumar), así que aprovecho las horas de sueño y las sumo a mi no desayuno (solo un café o dos) y bebo mucha agua», ha detallado en sus redes sociales. «Intento ayunar 16 horas cada día y me va genial. Mi ventana de comidas es de 14h-20h más o menos. Y almuerzo, meriendo y ceno pronto con los niños. Me sienta genial tener el cuerpo vacío, entreno ?️‍♂️ 3 días a la semana en ayunas y estoy llena de energía».

El resultado de su plan es que «muchas veces ya como casi sin hambre. Es impresionante cómo el cuerpo tira de las reservas disponibles». Eso la ha animado a continuar adelante con sus restricciones calóricas. «Ahora, después 70 días de ayuno intermitente, puedo decir que me sienta bien: estoy llena de ideas, de energía, me siento ligera y estoy feliz de estar cómoda en mi piel», ha anunciado.

«Yo he perdido 10 kilos… No me gusta medirme pero tenía curiosidad. Os recomiendo que os informéis, y si os va bien lo intentéis. No soy médico, ni especialista pero el #ayunointermitente, escuchar #mantras por la noche antes de dormir y hacer #ejercicio me han ayudado TANTO en este #confinamiento…que no tengo palabras. Sed responsables de vuestra Salud y tened cuidado por favor. Me da cosa recomendar ‘no comer’…yo si que como y mucho. Solo que ya no a todas horas. La salud debe ser siempre lo primero, mental y física; por ese orden. Os quiero, suerte y Salud herman@s», concluye su post.

«A las mujeres no se nos mide por nuestro cuerpo»

Llasera siempre ha defendido ser una mujer ‘curvie’, aunque tras perder una decena de kilos admite que se siente mucho mejor. Eso sí, ha advertido a sus seguidores que cada cuerpo es distinto, y que es importante adaptar la dieta al estilo de vida y necesidades de cada uno. El pasado 10 de mayo compartía una foto suya en bikini. Y recordaba: «No os comparéis con nadie. ¡Ah! Y a riesgo de ser ‘pesada’, es una realidad que a las #mujeres se nos mide por nuestro cuerpo. Es injusto e innecesario hoy en día, además de que hay niñas que nos están mirando y escuchando, así que también es peligroso. Cultivemos cuerpo y mente para ser fuertes y luchar contra esto».