«Tiene una necesidad tremenda de hablar de Edmundo. Terelu y Carmen no quieren ni oír hablar de él. Ella lo necesita», ha revelado Mila Ximénez.

 


A finales del año pasado, María Teresa Campos anunciaba que su relación con Edmundo ‘Bigote’ Arrocet había terminado. Nueve meses después, la comunicadora parece no haber superado la ruptura. Sus recientes lágrimas en un programa de televisión recordando su relación la delatan, pero también unas reveladoras declaraciones de su amiga Mila Ximénez en las que ha reconocido lo siguiente: «Está hecha polvo». 

Foto: Canal Sur

«Estoy abierta al amor porque el amor no tiene edad», decía María Teresa durante su intervención en «El show de Bertín», programa de Canal Sur. Durante un tiempo mucho se habló de su ruptura con el humorista y cómo para ella concluyó de forma inesperada. Aún hoy continúa con ese pesar: «Yo todavía no le comprendo, sé que ha sido amigo tuyo, pero no le comprendo», se sinceraba con Bertín Osborne.

«No me lo puedo creer», explicaba intentado mantener la entereza. «Te estoy diciendo a ti lo que no he querido decirle a muchos que me preguntan», añadía. La comunicadora se ha abierto por completo recordando que estaban hablando en calidad de amigos. «Lo que yo no entiendo, conociéndole bien, es cómo no seguís siendo amigos», le decía el presentador. «Eso yo no lo entiendo. Siempre creí que él se sentía orgulloso», explicaba ella.

Ha hecho hincapié en el sonado mensaje con el que el chileno puso punto y final a su relación de casi seis años. Y ha recordado que aquel WhatsApp con el que le decía adiós terminaba de la siguiente manera: «Decía: ya no me humillan más». Muy sentida por  este tema, ha querido incidir en su parte de culpa. «Hay cosas que le pueden haber molestado, he podido haber estado más nerviosa en un momento dado», explicaba. Aún sigue recordando con especial anhelo el tiempo que estuvieron juntos, pero no cree que se pudieran dar una segunda oportunidad.

No ha podido evitar romperse en lágrimas cuando ha echado la vista atrás y ha señalado que él siempre le hacía fotos de sus estilismos: «Ese traje me gusta mucho, ponte que te voy a hacer una foto», le decía. «A veces cojo en teléfono y veo todas las fotos», ha dicho María Teresa rota en lágrimas.

«Está hecha polvo»

Mila Ximénez, buena amiga de la periodista, ha recalcado en ‘Sálvame’ que «está hecha polvo» y que aún no ha cerrado la herida de la ruptura: «Tiene una necesidad tremenda de hablar de Edmundo. Terelu y Carmen no quieren ni oír hablar de él. Ella lo necesita, todavía tiene ese duelo que no entiende por qué no se ha ido». 

Ha explicado que continuamente le recuerda con anhelo. «Ella ha decidido buscarse una historia absolutamente idealizada y no se lo puede quitar de la cabeza». Recordaba que Edmundo le había hecho mucho daño: «Otra en su lugar diría: ‘No quiero hablar de él’, pero ella quiere hablar de él bien, le recuerda con que la quería, la cuidaba…». Además, ha revelado que continúa guardando cosas personales suyas. Aunque no ha querido desvelar demasiados detalles, sí que ha contado que intenta hablar con ella y siempre recae en que tienen una conversación pendiente.