Se trata de la segunda hija de la artista junto a su marido, Francis Viñolo.


Tan solo cuatro días después de dar a luz, Pastora Soler ha aprovechado el buen tiempo para disfrutar de una relajada jornada en el exterior junto a su segunda hija, Vega. La niña nació el pasado 28 de febrero en el Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz de Sevilla y su orgullosa mamá la presentaba con las siguientes palabras: «Hoy ha llegado una nueva estrella a nuestras vidas para seguir iluminándola!!!!».

Sin duda, la pequeña se convertirá en la mejor compañera de juegos de Estrella, de 4 años, la primogénita de la artista y su marido, Francis Viñolo. “Está emocionada. Ayer estuvo todo el día con nosotros aquí y hoy ha ido al colegio. Hay que tener cuidado ahora, porque ya no es la única, pero nos lo pone muy fácil y es muy buena”, aseguraba la cantante a su salida del centro médico.

A pesar de que dio a luz recientemente, Pastora se encuentra muy bien, prueba de ello es que haya comenzado a dar paseos para recuperarse por completo. Respecto a las primeras sensaciones que ha tenido con el nuevo miembro de la familia, afirmó lo siguiente: “Es muy buena, la primera noche buenísima y todo perfecto”.

Pastora Soler aumenta la familia junto con el coreógrafo y director escénico Francis Viñolo con quien lleva diez años casada. En 2015 nació la primera hija de la pareja, Estrella. Una niña que llegaba al mundo después de un tiempo difícil para la arista marcado por las inseguridades, cabe recordar que tuvo que retirarse tras sufrir un desmayo durante un concierto.