El cantante ha pedido disculpas por su irresponsabilidad: «Lo siento mucho, he sido un inconsciente».


Omar Montes y  Susana Molina, entre otros rostros conocidos, acudieron a una fiesta privada en la que se reunieron alrededor de un centenar de personas. Una celebración que tuvo lugar en la exclusiva urbanización de La Finca, situada en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón, y que no estaba permitida por el estado de alarma. La Comunidad de Madrid continúa en fase 2 donde las reuniones no pueden rebasar las 15 personas.

Julio ‘El Feroz’, exconcursante de ‘Gran Hermano’, y el rapero gallego ‘Arce Perro Viejo’ también se dejaron ver en esta fiesta donde no se respetaron las distancias de seguridad y los invitados, alrededor de cien, campaban a sus anchas por la lujosa residencia disfrutando de la noche con total normalidad sin rastro de mascarillas. Gracias a la redes sociales de algunos de los invitados, hemos podido observar algunos instantes de esta multitudinaria celebración.

Después de que haya salido a la luz la noticia, Omar Montes ha querido explicarse a través de sus redes sociales. Ha recalcado que le llamó un amigo para promocionar su último ‘single’ y no sabía lo que iba a suceder allí. Hizo el vídeo y poco después se marchó, según sus palabras. «Eso es una irresponsabilidad. No se debe hacer y hay que respetar a aquellos que están en primera línea como los sanitarios. Lo siento mucho, he sido un inconsciente», ha subrayado.

Reiteraba que desconocía por completo lo que allí se iba a encontrar: «No me quiero justificar de nada, pero solo fui a grabar un vídeo para las redes. No sabía que se trataba de una fiesta», indicaba. Ha concluido su mensaje, pidiendo disculpas a sus seguidores de forma sincera: «Cuando las cosas no se hacen bien hay que saber reconocerlo. Os pido perdón de corazón. No he estado acertado», ha dicho.

La celebración de fiestas donde se rebasan los límites permitidos está suponiendo un importante peligro y puede ser causa de rebrotes. Además, las multas por asistir a una celebración de este tipo podría ascender a los 600 euros para los invitados, mientras que los organizadores tendrían que hacer frente a sanciones que superarían los 10.000 euros.

No se trata de la primera polémica en la que se ve envuelto Omar durante el estado de alarma. Sin ir más lejos, en el marco de la final de ‘Supervivientes 2020’, el cantante también disfrutó de una celebración organizada por la cadena en la que no se respetó el número máximo de personas y tampoco las distancias de seguridad. La fiesta posterior a la gala final se celebró en una de las salas del complejo ‘La Cigueña’, donde los finalistas vivieron los días previos a la gala. Un ‘resort’ en plena naturaleza ubicado en el municipio de Arganda, en Madrid, dentro del Parque regional del Sureste. Omar también fue uno de los responsables de mostrar algunos de los instantes de esta fiesta a través de sus redes que tuvo lugar justo después de que entregara el cheque de 200.000 euros al nuevo ganador de la última edición, Jorge Pérez.

El nuevo éxito de Omar

Este mismo viernes, el cantante de Pan Bendito y ganador de ‘Supervivientes 2019’, publicaba su nuevo trabajo, ‘Tinder’, en el que colabora con el gallego Arce. Su vídeo está protagonizado por la modelo Noelia López y la ‘influencer’ Susana Molina. Esta última tampoco faltaba a la fiesta ilegal que se produciría por la noche. Uno de los momentos más destacados del videoclip es cuando Noelia y Susana, que mantienen una relación de amistad en la vida real, se funden en un apasionado beso.

Se trata de un nuevo éxito de Omar Montes que durante esta cuarentena ha estado ayudando a las personas más necesitadas de su barrio, Pan Bendito, uno de los más humildes de la capital. El cantante ha ayudado repartiendo diariamente alimentos por las casas de los más desfavorecidos y golpeados por la crisis en esta barriada de clase obrera situada en el distrito de Carabanchel.

«Estas cosas se hacen de corazón y no para que te aplaudan pero viendo que mucha gente se está motivando para hacer lo mismo creo que he conseguido lo que quería», reconocía entonces. Un gesto que realizaba muy agradecido a la vida que le ha permitido consagrarse como uno de los números uno de la música, tiene nada menos que 3,5 millones de oyentes al mes en Spotify.