La colaboradora ha salido a la terraza de su casa a la hora en la que los españoles se asoman a sus balcones para rendir tributo a los sanitarios. Sin embargo, no se ha sumado a los aplausos.


Alejandra Rubio ha salido a la terraza de su casa, donde está confinada junto a una amiga, a las ocho de la tarde. Es la hora en la que millones de españoles salen a sus balcones para sumarse al aplauso masivo con el que todos reconocemos el trabajo de los sanitarios por frenar el avance del coronavirus en España.

Sin embargo, en su salida al exterior de su domicilio, la hija de Terelu Campos no se ha sumado al aplauso. Un no gesto que bien podría haber tenido lugar por descuido. O por distracción, quizás. Su compañera de aislamiento, en cambio, sí ha celebrado con su choque de palmas a los profesionales de la sanidad.

Lo cierto es que antes de que llegara la hora del aplauso colectivo a médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, celadores y otros profesionales de la salud, Alejandra ha tenido una tarde muy intensa.

El cabreo de Lydia Lozano con Alejandra Rubio

En el plató de ‘Sálvame’, el colaborador Miguel Frigenti aseguraba que la nieta de María Teresa Campos había insultado a Lydia Lozano. «Una noche en la discoteca Oh My Club, ella con aires de divismo dijo ‘esa vieja de mierda que no tiene idea de nada y se inventa todas las noticias, no tiene idea de nada’. Yo me quedé flipando. Me pareció muy feo y muy imprudente decirlo de gente que no conocía de nada. Y yo tengo mucho cariño a Lydia, con la que trabajo desde hace años. También se metió con Suso». Con estas palabras, el periodista hacía estallar la ira de la colaboradora, quien no dudó en contraatacar.

«¿Vieja? Pues me llevo cuatro años y medio con su madre. Qué pena que una chica tan joven tenga la mente tan cerrada. Porque yo a lo mejor con 59, que en diciembre cumplo 60, soy mucho más liberal y soy mucho más abierta que ella. ¿Cómo viene pisando esta niña con el taconazo en Telecinco? ¿Pero esto qué es de vieja? ¡Qué tristeza!», se quejaba Lydia Lozano.

Ante el revuelo formado en los platós de Mediaset, Alejandra decidió intervenir en el programa, negando las declaraciones de Frigenti. «No quería entrar pero lo que se ha dicho me parece una acusación súper fuerte. Nunca la he mirado por encima del hombro. Si se ha sentido así, perdona. No he hablado de nadie. La gente que se piense que no le doy al cerebro, sé perfectamente lo que digo y lo que no digo», explicaba la joven.

«Vieja de mierda’ no es una frase que yo diga, eso para empezar. No tengo nada que decir de Lydia. Lo único que dije en ese momento es que me enfadó que ella dijera eso. Pero ha habido acusaciones más fuertes de las que ha dicho Lydia. No tengo nada en contra de Lydia. Ojalá alguien hable sobre lo que pasó esa noche», concluía. Sus palabras no terminaron convenciendo a Lydia, quien ha preferido creer la narración de su compañero. «Yo a Alejandra casi no la conozco y no tengo por qué no creerme a Miguel Frigenti».