Paz Padilla ha dado un último adiós a su marido en un funeral muy emotivo en Zahara de los Atunes. Te contamos todos los detalles de la despedida de Antonio Juan Vidal.


Este lunes, Paz Padilla ha vivido su tarde más difícil al dar el último adiós al amor de su vida, Antonio Juan Vidal. La pareja de la humorista y presentadora fallecía el pasado sábado a los 53 años como consecuencia de una larga lucha contra una enfermedad. La andaluza, arropada por sus seres queridos, celebraba la misa funeral de su marido en la localidad Zahara de los Atunes. Hasta allí se han trasladado familiares y amigos sus amigos y familiares para darle el último adiós. Entre ellos se encontraban algunos de sus compañeros de ‘Sálvame’, como el reportero José Antonio León o David Valldeperas, director del programa- visiblemente afectados. Tampoco se ha separado de ella su hija, Anna Ferrer Padilla, que está siendo el principal apoyo de Paz en tan difíciles momentos.

Un funeral emotivo y cargado de recuerdos

Pero el último adiós a Antonio Juan Vidal no ha tenido nada de convencional. Paz y su pareja formaban una pareja excepcional, divertida, unida. Y absolutamente única. Así ha sido también su funeral. Una misa que ha estado llena de detalles en honor al abogado, como las coronas de flores con el que la presentadora ha recordado el día de su pedida de mano: «¿Te quieres casar conmigo? Tes quiero my love». Otra de ellas rezaba: “Hueles a algodón de Feria”.

En el funeral también ha sonado una de las canciones favoritas de Antonio: «Tes quiero my love», de Los Canallas. (Las mismas palabras que encabezaban una de las coronas). Y los que lo querían han podido dedicarles emotivas palabras. José Antonio León, reportero de ‘Sálvame’ e íntimo amigo de Paz Padilla, ha revelado que ésta «ha pedido la canción que él pedía bailar en el cumpleaños de la presentadora, es mucho más festiva, pero con la carga emocional, ha pedido a sus familiares y amigos que se acercaran y bailáramos”. Los asistentes incluso han bailado al son de los temas que tanto gustaban a Antonio en vida. “Los que lo hemos sentido así y sabemos cómo quería hacerlo, nos hemos acercado y hemos bailado a la par que nos emocionábamos, es este contraste lo que te remueve. Ha sido muy bonito”, señalaba el periodista.

El monólogo de Paz en memoria de su marido

“Paz decía que se despedía del cuerpo porque al final lo que queda es el amor”, explicaba el reportero. En tan especial cita, con el amor como protagonista, Paz ha dedicado un monólogo a Antonio Juan. En un principio tuvo algunas dudas sobre cómo rendir homenaje a su marido; por eso pidió consejo a David Valldeperas. Fue el director de ‘Sálvame’ quien la animó a hacerlo usando la herramienta que mejor maneja: el sentido del humor.

Aunque la noticia de la muerte de Antonio Juan Vidal nos ha pillado por sorpresa, Paz sabía que la enfermedad de su marido era grave, pero ha llevado su dolencia con total entereza. En ningún momento ha hablado públicamente sobre ello, pero de alguna manera se estaba preparando para este terrible desenlace. Y por ello ha querido que su despedida haya estado a la altura de lo que su marido merecía. Los asistentes al funeral han participado emocionados y, finalmente, «nos hemos roto todos en un aplauso», tal y como ha declarado León.

Un amor de juventud al que reencontró décadas después de separarse

Paz Padilla y Antonio Juan Vidal se dieron el ‘sí, quiero’ en Zahara de los Atunes en octubre de 2016. Poco antes la gaditana sorprendía a su marido con un enlace sorpresa en la India. Su historia de amor era digna de una novela. Se conocieron en sus años de juventud y fueron novios durante casi 15 años, pero la relación no llegó a consolidarse y cada uno tomó su camino. Décadas después se reencontraron y entonces volvió a surgir la chispa entre ellos. «Me giró, me dio un beso y dije: ya estoy en casa. A partir de ahí sabía que me iba a casar con él», ha detallado Paz sobre la noche en la que sus vidas volvieron a cruzarse.

“Ahora Antonio se ha ido para siempre», ha explicado esta tarde Carlota Corredera en ‘Sálvame’. «Todos los compañeros, a los que nos hubiera encantado estar ahí acompañándote en estos momentos tan tristes, queremos enviarte un fuerte aplauso de cariño para ti y para toda la familia de Antonio”, añadía. La gallega ha recordado que Paz ha mantenido en silencio la enfermedad de su pareja y que pidió a sus allegados la máxima discreción. “Ella decidió, entiendo que de acuerdo con su marido, el mantener todo este dolor con una discreción que nos llama la atención porque nosotros nos lo contamos todo. Es muy difícil no compartir algo tan importante y tan duro, pero ella fue muy discreta”, subrayaba. Hace apenas cinco meses, Paz Padilla se enfrentaba a otro duro golpe: su madre, Dolores Díaz, fallecía en Cádiz a los 91 años.