Desde que nació Lucía, su primera hija en común, el expolítico y la cantante apenas se han dejado ver en público. Como si se los hubiera tragado la tierra. Desvelamos los motivos de su ausencia.


El pasado 6 de junio, Malú y Albert Rivera vivieron uno de los días más felices de sus vidas. La pareja veía la carita de Lucía, su primera hija en común, que llegó al mundo en el Hospital Universitario HM Puerta del Sur de Móstoles. Un día lleno de felicidad para ambos, que compartieron su dicha en sus respectivas redes sociales con un breve, pero emocionado mensaje. «Ya está aquí nuestra niña, Lucía ❤️. Te acompañaremos en tus pasos toda la vida. PD: El pie más bonito del mundo», escribían.

«Con el nacimiento de su pequeña, la cantante y el ex líder de Ciudadanos cumplían su sueño de formar una familia. Cuando empezaron su relación nadie daba un duro por ellos. Muchos dudaron de la solidez que podría tener un romance entre una artista y un líder político. Pero el tiempo se encargó de afianzar su idilio, hoy convertido en una piña. Una piña tan unida y férrea que no han vuelto a dar señales de vida desde que vieron por primera vez la carita de su bebé.

La llegada de Lucía pillaba a todo el país en pleno confinamiento. Por eso, una vez que dieron de alta a la sobrina de Paco de Lucía la pareja decidiera refugiarse en el domicilio que comparten en Madrid. Con un bebé recién nacido toda precaución es poca. Las autoridades sanitarias aconsejan seguir al pie de la letra las recomendaciones para evitar un posible contagio en neonatos: salir de paseo protegiendo el rostro de los adultos con mascarilla, evitar visitas en la residencia habitual o dar paseos con ellos en las horas de menor tráfico de personas. Una serie de pautas que bien podrían haber puesto en práctica Malú y Albert, cuyo mutis tras convertirse en padres llama poderosamente la atención.

¿A qué se debe su voluntaria reclusión? Lo cierto es que el país, cada vez más flexible con las salidas y los traslados a medida que avanza la desescalada, poco a poco recupera la normalidad. Entonces, ¿qué ha motivado que la pareja siga recluida en casa, sin aparecer en público?

El extraño silencio de Malú y Albert Rivera

La última noticia «oficial» que tuvimos de Malú fue el pasado 28 de junio. Ese día, la cantante compartía un post con motivo del Día del Orgullo. «Por la libertad, respeto y amor!!! #felizorgullo🏳️‍🌈 #orgullo2020″ escribía. En esa fecha su pareja celebraba la misma jornada con una imagen similar: una bandera con los colores del arcoiris. «Vive y deja vivir. ¡Viva la libertad! ❤️ #Orgullo2020».

Ya ha pasado más de un mes desde su última aparición ante las cámaras, en el centro hospitalario donde nació su pequeña, y Malú y Albert no parecen tener intención de volver a posar ante las cámaras. Ocuparse de un bebé de apenas días no es tarea fácil y requiere dedicación absoluta. Pero a muchos les resulta extraño que su ausencia en los medios coincida también con un sospechoso silencio en sus respectivas redes sociales. ¿Estar inmersos en los cuidados de su niña los tiene absorbidos o acaso desean prolongar este mutis voluntario?