Ambas jóvenes son amigas, pero hubo un tiempo en que dejaron de serlo. Te contamos los motivos del distanciamiento que ya han superado.


Puede que algunos no lo sepan, pero Anita Matamoros y Alejandra Rubio eran amigas de la infancia. La hija de Kiko Matamoros y Makoke y la de Terelu Campos y Alejandro Rubio se conocieron siendo unas niñas. El trabajo de sus padres en televisión, así como el vínculo de estos con la ciudad de Málaga, las unió durante años.

Eran íntimas. Inseparables. Pero rompieron su amistad de un día para otro. Esta tarde, el colaborador recordaba los lazos que unían a su hija con la nieta de María Teresa Campos. Pero, ¿qué pasó exactamente entre ellas?

El motivo de conflicto entre ambas jóvenes de produjo cuando Anita, unos meses menor que Alejandra, cumplió 18 años. La hermana de Laura Matamoros invitó a Alejandra a su fiesta, pero ésta decidió no asistir. Al parecer, alguien le «comió la cabeza».

Alejandra contaba los motivos de su distanciamiento

La propia Alejandra ha contado qué provocó el fin de amistad con Anita. En su cuenta de Mtmad revelaba, hace unos meses. «Hay una persona a la que hice mucho daño así por la cara, porque se me cruzó el cable. Me lo habéis preguntado muchos, es Anita Matamoros. Nos enfadamos. Ella me invitó a su cumpleaños y yo estaba en Málaga. La gente me comía la cabeza básicamente, escuché a gente que no tenía que escuchar y le dije que no iba. Obviamente esto le sentó muy mal. Hemos sido hermanas toda la vida«, explicaba, muy sincera.

«A mí se me fue la perola y le dije cosas que no le debía decir. A partir de ahí nuestra relación se enfrió muchísimo y a día de hoy no tenemos esa relación tan estrecha. Me arrepiento muchísimo, de verdad, muchísimo de ese enfado. Pero bueno… las cosas pasan y ya no se puede hacer nada», ha detallado Alejandra.

Lo cierto es que para Matamoros fue una decepción que Alejandra decidiera no acompañarla en un día tan señalado. A partir de ahí se produjo un cisma entre ellas. Dejaron de seguirse en las redes sociales. En esta era digital es señal inequívoca del cese definitivo de las relaciones. El fin de su cruce de likes era la confirmación oficial de su enemistad.

Una reconciliación pública (y mediática)

Alejandra, arrepentida, lamentó de corazón haber hecho daño a su amiga. Y tuvo la valentía de reconocerlo públicamente.

Kiko Matamoros, que conoce a Alejandra desde pequeña, le dio las gracias por su iniciativa. «Le agradezco mucho a Alejandra que haya sido sincera y las palabras que ha tenido públicamente, culpabilizándose en gran medida de lo que pasó. Sé que siguen en contacto y espero que recuperen la relación que tenían porque me parecía maravillosa. Sé que se querían muchísimo, eran confidentes la una de la otra», confesaba en el programa de Telecinco donde trabaja como colaborador.

Makoke, por su parte, también valoraba muy positivamente que Alejandra entonara el ‘mea culpa’. «Darse cuenta uno cuando comete errores siempre es positivo. Tampoco quiero pronunciarme en ese tema, porque es una cosa de ellas. No soy quién para meterme ni para hablar de ello. Alejandra lo ha hecho público y me parece bonito. A mí me parece fenomenal y yo se lo agradezco. Yo a Alejandra la quiero mucho». 

Así superaron su distanciamiento y recuperaron su amistad

Pero el gesto de Alejandra no terminaba de convencer a Anita. «Yo no soy partidaria de que me tenga que pedir disculpas, las cosas que tenga que hablar con ella, las hablo con ella», confesaba Anita en ‘Sálvame’. «Me parece muy bien que se disculpe públicamente, pero esto es como todo: mi padre también se disculpó públicamente conmigo. A mí lo que hagan públicamente no me importa, lo que me importa es lo que hagan en privado».

El tiempo, que suele poner las cosas en su lugar, ayudó a calmar las aguas. Y cuando amainó la tormenta entre ellas fueron capaces de enmendar los malentendidos. Hablaron y aclararon las cosas. Gracias a esto fueron capaces de reanudar su amistad.

Alejandra y Anita volvieron a acercarse. Y la prueba de ello es que empezaron a regalarse ‘likes’ y a dedicarse mensajes a través de Instagram Stories. En una de esas historias compartidas, la benjamina del clan Campos recordaba que la canción ‘Cuando sale el sol’, de Lágrimas de Sangre, tenía un especial significado para ella… y para Anita Matamoros. Y así, poco a poco, retomaron el contacto. Porque el cariño que se tenían, como si fueran «hermanas»-, nunca dejó de existir.