Miriam Saavedra ha tumbado a Antonio Pavón en los tribunales y ahora él deberá hacerse cargo de las costas de un juicio que podrían ascender a los 50.000 euros. Es solo la primera de sus batallas…


La que se alzase como vencedora de ‘Gran Hermano VIP 6’, Miriam Saavedra, ha ganado la demanda que le interpuso el diestro Antonio Pavón y otras dos personas, tras asegurar estos que la peruana, incumplió un presunto contrato de representación rubricado por ambas partes. Un litigio largo que, tal y como ha podido saber SEMANA en exclusiva, el juzgado de Primera Instancia número 4 ha fallado a favor de la ex de Carlos Lozano, condenando con ello a Antonio Pavón y sus aliados a hacerse cargo de las costas judiciales. El juez considera que sus peticiones son con abuso de derecho tras infringir el principio de buena fe de los contratos.

Antonio Pavón aseguró que Miriam Saavedra contaba con un contrato de representación que le unía a ellos como su representante y acusaban a la joven de trabajar con otra representante a sus espaldas. Esto es lo que argumentaba el torero en la demanda, que tal y como deslizan fuentes de absoluta solvencia a SEMANA, han perdido en primera instancia. Pese a su triunfo en los tribunales, ella ha sufrido mucho con todo este proceso, tal y como aseguran desde su círculo más cercano: «Ha sufrido un daño psicológico tremendo a raíz de este litigio judicial, que además ha provocado que haya tenido que desembolsar una ingente cantidad de dinero para su defensa», mantienen.

Miriam Saavedra

Miriam Saavedra ha tenido que guardar silencio durante los dos años que ha durado el proceso, hasta que finalmente hubiese una resolución judicial en firme. Por fin, la batalla ha llegado a su fin, que se ha saldado con su victoria, frente a Antonio Pavón y sus dos aliados, que deberán abonar todas las costas del juicio, que podrían ascender hasta los 50.000 euros.

El origen de la guerra entre Miriam Saavedra y Antonio Pavón

El origen del litigo se remonta al año 2016, cuando Miriam Saavedra aterrizó en España de la mano de su expareja Carlos Lozano, por aquel entonces concursante de ‘GH VIP 4’. La parte demandante aseguró que ella habría firmado un acuerdo de representación que les unía profesionalmente de cara a los futuros proyectos de la peruana en televisión y demás medios de comunicación. Ella supuestamente no respetó este acuerdo, confiando las labores de representación en otra mánager. En un principio, Pavón decidió no demandarla, pero el hecho de que se alzase con la victoria de la sexta edición de ‘GH Vip’ en 2018, les animó a emprender las acciones legales que tenían en aparcadas.

Tal y como han confirmado fuentes cercanas a Miriam Saavedra, ella trató en todo momento de llegar a un acuerdo amistoso entre ambas partes, lo cual no pudo ser posible en el acto de conciliación, al sentir vulnerados sus derechos fundamentales. Con ello, se avivó más el fuego que les separaba e incluso propició que fuese la propia Miriam la que emprendiese ahora acciones legales contra Antonio Pavón y las otras dos personas con las que supuestamente estaba unida profesionalmente como representada. En concreto, la ex de Carlos Lozano ha interpuesto dos demandas en su contra, una de ellas contra Antonio Pavón, que aseguró en ‘Sábado Deluxe’ que habían mantenido relaciones sexuales, entre otras declaraciones desafortunadas que puso en manos de sus abogados.

La segunda demanda que ha interpuesto contra Antonio Pavón viene a señalar que el diestro se habría quedado supuestamente con el dinero resultante de una exclusiva concedida por Miriam Saavedra a una conocida revista. Ella asegura que no cobró nada por su reportaje y señala directamente al torero como principal sospechoso. Ahora deberá ser un juez quien dictamine si efectivamente el montante de la exclusiva fue a parar a manos de Pavón en calidad de representante, como así asegura ella, o sí, por el contrario, no ha habido delito al respecto.

Por el momento, tan solo se ha resuelto la primera de sus batallas en los juzgados, que se ha saldado con la victoria de Miriam Saavedra. Casualidades o no, su triunfo se ha producido exactamente dos años después de su entrada en la casa de ‘GH Vip 6’, el 16 de septiembre.