Maite Galdeano ha vuelto a poner a Kiko Jiménez a caer de un burro y es que parece que no son capaces de llegar a un acuerdo para llevarse bien. Eso sí, lo defiende con uñas y dientes cuando se habla de su demanda a Gloria Camila. Vea el vídeo


Maite Galdeano no se anda con medias tintas y si algo se le pasa por la mente y si una emoción atenaza sus entrañas, lo dice. No le importa que por esta razón esté haciendo daño a su hijo, Cristián Suescun, a quien ha tratado de regalar al asegurar que está harta de él. Tampoco se libra Kiko Jiménez, el novio de Sofía Suescun, que parece estar pesando más en la vida de la joven que su propia madre. Algo por lo que Maite Galdeano no está dispuesta a pasar, porque entiende que con su hija tiene un tesoro y no espera que ningún pirata se lo arrebate.

Con esta premisa, Maite Galdeano se ha vuelto a poner frente a las cámaras para dejar claro que no soporta, para nada, a Kiko Jiménez. Una cuestión que bien podría quedarse ahí, en una enemistad o una simple desavenencia, pero el problema surge cuando ambas partes tiran de Sofía hacia sí, reclamando más atención en detrimento del contrario. “No somos compatibles, la verdad. Para nada”, sentencia la pamplonica, que aun así reconoce que tiene que hacer un gran esfuerzo por estar bien con su yerno por el bien de su hija. Pese a ello, carga contra él sin reparos, porque no hay quien selle sus labios cuando algo ronda por su cabeza.

Ahora bien, otro punto muy distinto es la demanda que Kiko Jiménez le ha puesto a Gloria Camila, reclamándole judicialmente 20.000 euros. En esta cuestión, Maite Galdeano tiene muy claro que es su yerno quien tiene las de ganar y no duda en defender su verdad a capa y espada. Vea el vídeo de ‘Europa Press’ donde Maite Galdeano ataca al novio de su hija, para después defenderle y, de paso, hablar sobre su nuevo amor, ese misterioso hombre que le ha devuelto la ilusión por llenar su corazón, más allá que sus bolsillos.