Maite Galdeano está muy cabreada con Kiko Jiménez por sus confesiones sexuales sobre Sofía Suescun y promete darle guerra en los próximos días. Eso sí, ya se despacha con él, pese a que hace unos días parecía ser su yerno ideal. Ahora es su peor enemigo


Kiko Jiménez no solo ha decepcionado a la familia de su exnovia, Gloria Camila Ortega, por sus declaraciones comprometidas. Ha hablado sin pudor sobre cuestiones tan privadas como sus juegos de alcoba y sus problemas sexuales con la hija de José Ortega Cano, pero también sobre supuestas rencillas familiares que ha unido al clan en un mismo grito: “Basta ya”. Sin embargo, ellos no son los únicos que han visto con malos ojos las malas formas de actuar del novio de Sofía Suescun, sino que también su actual suegra, Maite Galdeano, siente cierto resquemor hacia él y no ha tenido reparos en dejarlo claro al ser preguntada en la calle, cuando abandonaba su casa para realizar algunos recados.

“Tengo muchísimas cosas que aclarar de este tipo y me parece que ya he cambiado la perspectiva que tenía hacia él. Él se lo ha ganado, como habéis visto estaba muy altivo y explicando las cosas de una manera extraña, me ha dolido mucho”, confiesa Maite Galdeano, que hasta ahora se llevaba especialmente bien con Kiko Jiménez, a excepción del resto de novios de su hija. No obstante, el hecho de que él hable sin pelos en la lengua sobre las partes íntimas de su hija en televisión no le parece lo más conveniente ni apropiado, por mucho juego que esto dé en los medios y por mucho rendimiento económico que esto granjee a la pareja. Sobre estas confesiones, Maite Galdeano asegura que va a hacer “investigaciones de todo tipo y de todo calibre y entonces ya me quedaré tranquila y bajo eso tomaré una determinación y Sofía tendrá que tomar otra, sea drástica o como sea”, dice visiblemente cabreada con su yerno en conversación con ‘Europa Press’.

Eso sí, aunque Maite Galdeano no suele callarse nada, esta vez prefiere mantenerse cauta y guardar silencio, pero le es muy difícil callar aquello que le estalla en la cabeza: “He hablado demasiado, de verdad, se nota que estoy sola y no os voy a dar una declaración más, de verdad os lo digo. Pero bueno, estar atentos, porque tengo muchísimas cosas que decir, pero muchísimas”, emplaza la pamplonica a otro lugar, seguramente un plató, donde se despachará a gusto sobre lo que opina sobre Kiko Jiménez y sus desagradables declaraciones íntimas sobre su hija. ¿Qué opinará Sofía Suescun de los ataques de su madre a su novio?

¿Qué te han parecido las palabras que te dedicó tu yerno, Kiko Jiménez?

Bueno, pues ya hablaremos, no me gustaron, obviamente, no estuvieron afortunadas, pero tendré que contestar, por supuesto.

¿Has podido hablar con él?

No.

¿No ha habido ni siquiera mensajes?

No, de momento no quiero saber nada.

¿Estás muy dolida con él?

Muy dolida y de hecho garantizo a España que ya no habrá boda.

Sofía no te ha defendido…

Pues la verdad que no he hablado con ella tampoco.

¿Cómo catalogarías el poli que se hizo?

Mejor me callo, de verdad.

Eso dice que ya no tienes tu influencia en Sofía

Es que no voy a hablar ahora, de verdad, tengo muchas cosas para decir y para contar, os ibais a quedar de piedra, pero aquí no.

Christian dice que la relación está rota.

Madre mía, la relación de quién, ¿de nosotras?

Tú con Kiko.

De momento todo zanjado y todo mal.

¿Te sorprendió que se cuestionase si le había sido infiel a Sofía o no con una chica de Linares?

Bueno, eso no creo. La gente también… no creo. Pero bueno, que voy a investigar todo, por supuesto, y voy a dar con la chica de Linares y si es verdad, con el cicho ese que dijo RafaMora y con todo.

También cuestionó su sexualidad.

Claro, voy a hacer investigaciones de todo tipo y de todo calibre y entonces ya me quedaré tranquila y bajo eso tomaré una determinación y Sofía tendrá que tomar otra, sea drástica o como sea.

¿Te ofende a ti como madre que hable de las partes íntimas de tu hija?

Por supuesto, pero de verdad, ahora que él espere mi respuesta. Eso voy a tener que hablar yo con Sofía y a ver qué opina, a ver si va a continuar o ver qué va a pasar. Tendrá que haber algún movimiento, las cosas no son normales desde lo que pasó ayer.

¿Sigues dolida con Kiko?

Sí. A mí cuando me la juegan ya, conmigo no me ando con chiquitas (…) Bueno, ya lo explicaré todo, ya tendría referencias de lo que yo pienso, tengo muchísimas cosas que aclarar de este tipo y me parece que ya he cambiado la perspectiva que tenía hacia él. Él se lo ha ganado, como habéis visto estaba muy altivo y explicando las cosas de una manera extraña, me ha dolido mucho.