El hijo de Isabel Pantoja recibió un paquete sorpresa que le hizo estallar de alegría. «No sé ahora mismo a quién quiero más», le decía a su mujer loco de ilusión.


Siempre activo en redes, Kiko Rivera nos ha sorprendido con una de sus publicaciones más desternillantes. «El mejor momento del año», se atrevía incluso a decir él mismo. Y es que su mujer, Irene Rosales, le interrumpió mientras hacía un retransmisión en directo, pero lo hizo por una buena razón. Un momento que ha inmortalizado y no ha dudado en compartir con todos sus seguidores.

La andaluza había recibido un paquete en casa que el DJ esperaba desde hacía tiempo con especial ilusión. El contenido era el videojuego FIFA 21, al verlo Kiko no pudo más que estallar en éxtasis: «Enséñalo Irene, enséñalo Irene», imploraba a su mujer sin poder contener la emoción. «¡Ya ha llegado. Siiiiiiiiiiiiii!».

Totalmente entusiasmado, besaba el videojuego y gritaba fuera de sí. Finalmente, se abrazaba a Irene, loco de felicidad. «Te quiero, no sé ahora mismo a quién quiero más», bromeaba sin cortar la conexión en directo. Una gran sorpresa para el hijo de Isabel Pantoja que ha hecho reír a sus seguidores, una vez más, gracias a este divertido e hilarante vídeo.

Instagram

«Qué loco estás», le decía una seguidora. Mientras que otro reflexionaba: «Las noches que le habrás dado esperando!!! Grande Irene». «¿Mejor en el psicólogo…?», ha sido otro de los comentarios que han dejado sus fans.

Lluvia de críticas 

Esta vez, hemos vuelto a ver a Kiko Rivera al frente de uno de sus directos habituales en redes. El hijo de la tonadillera se ha volcado por completo en esta faceta desde que la crisis sanitaria del coronavirus le apartase de su trabajo como DJ. Hace tan solo unos días, Kiko probaba un nuevo campo profesional como comentarista deportivo en Canal Sur Radio. Sin embargo, recibió tantas críticas por ello que, finalmente, decidió abandonar el puesto.

Instagram

La propia cadena tuvo que salir en su defensa cuando empezaron a circular diversos rumores, algunos de los cuales relacionados con su salario: «Ante las falsedades que se están difundiendo, Canal Sur Radio quiere hacer público que la retribución que el DJ Kiko Rivera va a percibir por su colaboración puntual en La Gran Jugada de hoy será la misma que recibe el resto de colaboradores habituales: 85 euros». 

Finalmente, Kiko no pudo con las críticas y, cansado, decidió dejar su labor de comentarista: «No tengo la necesidad de aguantar esto amigos. Mi vida es mucho más bonita que todo esto», afirmaba molesto. «Canal Sur Radio renuncio a mi salario y a volver a ir a comentar un partido con vosotros. Que la gente tenga su opinión es maravilloso pero hay cosas que tienen su límite y créanme ayer se superó con creces. No tengo ningún tipo de necesidad. Vivo de maravilla y mi oficio es otro», explicó a través de un tuit en el que cerraba esta breve etapa como comentarista deportivo.