Las hermanas Matamoros han unido fuerzas para ofrecer un curso de maquillaje a través de sus redes sociales.


Laura Matamoros y su hermana, Anita Matamoros, han unido fuerzas para dar lo mejor de sí mismas a sus respectivos seguidores en las redes sociales. Ambas ‘influencers’ han querido ofrecer un contenido a sus ‘followers’ con los que amenizar este periodo de cuarentena.

Más unidas que nunca

Laura y Anita han sumado fuerzas y poderío como ‘instagrammers’ para alegría de sus admiradores con una idea tan original como divertida para estos tiempos de crisis encerrados dentro de cuatro paredes. «Estaba hablando con mi hermana para hacer un directo con ella para aprender a maquillarnos. Al final os vais a reír y todo de mí», ha explicado Laura en su Instagram. «Yo no tengo ni idea de maquillarme. Estamos dudando si hacerlo a las 12 de la mañana o por la tarde».

Finalmente han acordado ofrecer su video en directo a las 20:30, media hora después del aplauso masivo que millones de españoles dedican al personal sanitario de todo el país para agradecer el esfuerzo que están realizando para paliar la propagación del coronavirus y atender a los afectados. De este modo, deleitarán a miles de usuarios de las redes revelando sus secretos y trucos para sacar todo el partido a los cosméticos… aunque sea en pleno periodo de aislamiento.

Mientras Laura anunciaba el cursillo exprés -y fraternal- de maquillaje online, Anita  publicaba las actividades que está llevando a cabo ahora que está confinada en su casa. Y, por lo que ella misma ha contado, no le falta ocupación. Entrenamientos de media hora y películas y series forman parte de su agenda de ocio. «Voy a empezar a ver ‘Vivir sin permiso’, que me lo ha recomendado un montón de gente», ha dicho. Y, como cocinar no es lo suyo, también ha tenido tiempo de pedir comida a domicilio. Incluso ha puesto en orden su domicilio. «He estado toda la mañana limpiando la casa a fondo. No me está gustando la cuarentena, se me pasan los días muy rápidos. Ya no sé ni qué día estamos», ha confesado.

Detrás del gesto de Laura y de Ana se puede leer entre líneas una feliz evidencia: ambas hermanas están más unidas que nunca. En los últimos años, entre ellas ha habido sus más y sus menos. Su relación no siempre ha sido tan idílica como ahora. Y es que tras la separación entre Kiko Matamoros y Makoke, la expareja comenzó una guerra mediática sin tregua que acabó salpicando a otros miembros de la familia, como Javier Tudela, hijo de la colaboradora de ‘Viva la vida’, así como a todos los hijos de Kiko. Ahora, afortunadamente, vuelve a reinar la paz.