«Ya me esperaba que mi madre tuviera intención de hacer un docu-reality como Rocío Carrasco. Ella va a contar lo que quiera. Está en todo su derecho», ha afirmado.


A pesar de que Kiko Rivera ha sido en los últimos tiempos totalmente demoledor con su madre, Isabel Pantoja, no pierde la esperanza de que la situación se arregle. Sabe que la tonadillera podrá romper su silencio en cualquier momento. El DJ se ha pronunciado sobre  la posibilidad de que la tonadillera grabe una docu-serie emulando a la protagonizado por Rocío Carrasco. Lo hacía durante una conversación en ‘Twitch’ con Belén Esteban. 

Instagram

«Ya me esperaba que mi madre tuviera intención de hacer un docu-reality como Rocío Carrasco. Ella va a contar lo que quiera. Está en todo su derecho», señalaba con rotundidad. Asimismo, indicaba que se trataba de un dato positivo que desee dar este paso y hablar ante las cámaras. «Me alegra que quiera hacer cosas, eso significa que está viva y no está encerrada».

Kiko recordaba que si finalmente así lo hace, tendrá que valorar las consecuencias y, por supuesto, habrá una respuesta por su parte. Por tanto, nuevamente pedía públicamente una rectificación. «Debería poner los pies en la tierra y ver que se ha equivocado. Por una vez en su vida, pedir disculpas. Todos intentaremos ayudarla».

Instagram

Ha reconocido que existen infinidad de veces en las que piensa en coger el teléfono y contactar con su progenitora, pero no lo hace. También que guarda la ilusión de que lleguen a un entendimiento. «Vivo con la esperanza de que lo arreglemos algún día. Nuestro relación no va a ser la misma. Está dañada. Es imposible».

«Lo que más duele es la indiferencia»

La artista no solo le ha fallado a él, también a muchos amigos que aún la siguen queriendo hoy día. «Ha hecho mal y todavía se puede rectificar. Si una madre te pide disculpas, tú la perdonas». Confesaba que él está atravesando una de las peores etapa de su vida. «Está siendo duro. Aunque sean cosas que se puedan arreglar, pero lo que más duele es la indiferencia. Parece que le da igual».

© Redes sociales.

Ha manifestado que ha perdido a su familia por parte de madre: «Me he quedado solo». Tiene a su prima, a su hermana y hermanos, pero no cuenta con el apoyo del clan Pantoja. Actualmente conversa muchos con sus hermanos. «Me vale de terapia porque no lo suelo hablar». En referencia a su prima y hermana afirmaba que estaba un poco molesto con ellas porque no habían querido ver la realidad.

© Redes sociales.

Por último, ha reconocido que sus hijos notan diariamente la ausencia de su abuela y que, por supuesto, preguntan habitualmente por ella. Kiko les dice que está «trabajando» e intenta quitarles dolor alguno. Los pequeños están totalmente ajenos al conflicto que mantienen madre e hijo. También ha confesado que acostumbra a ponerles a los niños su música para que la tengan siempre muy presente.