Desde Honduras, José Antonio Avilés se está poniendo en contacto con las personas y empresas a las que debe dinero y ya está haciendo frente a sus impagos pendientes.


Cuando no han pasado aún ni 24 horas desde que reconoció sus numerosas deudas económicas y sus mentiras, José Antonio Avilés está cumpliendo con su promesa. Ya está haciendo frente a los impagos que tiene pendientes con numerosos particulares y pequeñas empresas.

Según ha podido confirmar SEMANA, el colaborador de ‘Viva la vida’ se ha puesto manos a la obra y ya está pagando sus deudas. Desde Honduras, donde aún aguarda poder regresar a España tras su expulsión de ‘Supervivientes 2020’, Avilés se está poniendo en contacto con todas las personas con las que ha asumido alguna deuda para abonársela y saldarla lo antes posible. Así, una a una, el cordobés está enviando mensajes de WhatsApp a quienes esperan cobrar el dinero que éste les debe para ponerles en aviso de sus firmes intenciones de pago. Tras la «vergüenza» que ha pasado, está dando la cara y está dejando claro que quiere finiquitar definitivamente todos sus impagos.

El colaborador ha admitido casi todas sus deudas públicamente

El miércoles 13 de mayo, el andaluz se ponía delante de las cámaras para responder a las polémicas cuestiones que se están comentando sobre él desde hace semanas. Desde las costas de los Cayos Cochinos, el joven respondía a las preguntas que le formulaba Jorge Javier Vázquez sobre sus «pequeñas cuentas pendientes» y «trapicheos». Lo hacía en ‘Supervivientes: Última hora’, una gala especial donde quedaba patente que Avilés ha logrado convertirse en el gran protagonista del reality de Telecinco.

Durante más de tres horas de programa, Avilés admitía haber recurrido a triquiñuelas para evadir algunos pagos. Trampas tan diversas como justificarse diciendo que su abuela había muerto («la maté tres veces»), alegando que estaba muy ocupado o afirmando que su madre padecía una grave enfermedad. «Es cierto que he anulado transferencias con conocimiento de que las anulaba y sabiendo que no tenía fondos». Eso sí, matizaba que deber dinero no le convierte en un delincuente: «Puedo demostrar que las transferencias no son falsas. No he falsificado ningún documento bancario como se me está acusando».

«Debo dinero, pero no he estafado»

«Debo dinero, pero no he estafado. Antes de venir aquí dije que debía dinero y desde hoy día 14 estoy haciendo frente a mis deudas porque tengo un móvil desde el que hacer transferencias», anunciaba. «Para yo ir a prisión se tendrá que demostrar todas las cosas. No soy un estafador, soy un moroso. Se me están imputando delitos. A lo mejor soy yo el que tiene que denunciar a toda esa gente». Sus declaraciones, tal y como ha comprobado SEMANA a través de fuentes próximas a Avilés, eran ciertas. Porque ya ha desembolsado parte del dinero que debía. 

Aún le queda una larga lista de adeudos. Porque son muchas las cantidades que deberá abonar a partir de ahora. Él mismo admitía ante los focos que son ciertas sus facturas pendientes «con lo de las cachimbas, con las calesas de coche de caballos, -pero solo el 50%-, lo de Rubén Galván en Sevilla el día del entierro del padre de Irene Rosales y lo del sofá», entre otras.

Avilés, «la gran estrella de Supervivientes»

Esta tarde en ‘Sálvame’, una estilista que le reclamaba dinero ha sido la primera en confirmar que Avilés ya le había hecho una transferencia para ajustar las cuentas con ella. Sus declaraciones en el espacio vespertino de Mediaset confirman la buena voluntad de Avilés, que ha dado su palabra de usar parte del caché ganado en ‘Supervivientes’ para sanear su economía. Tras el escándalo mediático, no desea seguir siendo un moroso.

Tampoco quiere que se siga hablando de él como un mentiroso. Ha reconocido que ha mentido a mucha gente. A amigos, a allegados, a empresas. Incluso a empresas para las que ha trabajado, donde se ha presentado como licenciado en Periodismo cuando no lo es. «No soy periodista», ha señalado. Un gesto que María Patiño le reprochaba con dureza en la gala de ‘Supervivientes: Última hora’. «¿Por qué me engañaste y me mandaste un Máster que era falso si no te lo pedí?». Incluso Jorge Javier le echaba en cara haber utilizado su nombre para conseguir gratis un blanqueamiento dental. «Utilizaste mi nombre para decir que que te ibas a hacer un blanqueamiento dental. ¿Sabías que yo llevaba fundas?», le decía.

El hecho de que sus deudas y sus mentiras hayan ocupado todos los titulares han puesto a Avilés en el centro de todas las miradas. «Es sin ninguna duda la estrella del concurso», afirmaba Mila Ximénez esta tarde en ‘Sálvame’.