Adara Molinero se ha topado con serios problemas en la instalación del agua de su nueva casa, lo cual le impide cumplir el plazo establecido para entrar a vivir. Así lo ha explicado ella misma. Vea el vídeo:


Adara Molinero ha protagonizado sin quererlo su propio capítulo de ‘Esta casa es una ruina’ y es que se ha topado con serios problemas en su nueva casa. La modelo tenía muy claro que quería instalarse cuanto antes en su nueva casa en Madrid, tras haber dejado atrás la vida que había formado con Hugo Sierra y su hijo en Mallorca. Ahora desea estar más cerca de su madre, así como de su nuevo amor, Rodri. Sin embargo, problemas con la instalación del agua de su nueva vivienda le están impidiendo cumplir los plazos que se había establecido para estar viviendo en el que será su nuevo hogar.

Me han dado el piso hecho una porquería. Con escapes de agua, de todo. Llamando, no me hacen ni caso, de vergüenza”, se queja Adara Molinero a los reporteros de ‘Europa Press’ al salir de su casa hecha un manojo de nervios por la situación con la que debe lidiar para reestablecer los suministros de agua en su nueva casa. Pese a tener este problema en mente, Adara no duda en lanzarle un dardo envenenado a Gianmarco Onestini, su exnovio y ahora peor enemigo mediático. Sus constante cruce de ataques parece no tener fin y estamos ante un nuevo capítulo que seguro traerá cola. Vea el vídeo completo: