Desde que salió de ‘Supervivientes 2020’ como segunda finalista, Ana María Aldón es una mujer renovada. Tras el ‘reality’ resurgía una nueva Ana María. Más actual, con el pelo corto y un llamativo rubio platino. También con menos miedo a mostrarse tal y como es ante el gran público. La prueba de su renovación -visible por fuera y por dentro- no solo radica en su corte capilar. Además de lucir más sofisticada, la andaluza es cada vez más activa en sus redes sociales. En ellas comparte reflexiones, instantes vividos e imágenes que no dejan indiferente a sus 88.400 seguidores.

Ana María, «espectacular» en las redes

Su última foto, un primer plano en el que sale muy guapa, ha despertado un sinfín de comentarios en Instagram. Y, contrariamente a lo que es habitual en redes, no le han llovido las críticas. Todo lo contrario. Su instantánea enseñando un primer plano de su rostro ha causado furor entre sus ‘followers’. Ha habido quien ha cuestionado el uso de «demasiado filtro», pero la mayoría de sus admiradores se han rendido por completo a sus pies. Así, le han escrito piropos tan halagadores como: «Guapísima», «pibón», «espectacular» o «Hermosa 👏🏽👏🏽👏🏽👏🏽👏🏽👏🏽👏🏽  y qué joven te ves y con aires nuevos renovadores». A Ana María le han llovido las alabanzas. «Te duele la cara de bonita que eres preciosa, un millón de besos guapaaa», señalana una ‘follower’. «Me encanta como te queda el color y el corte del pelo, guapa», le indicaba otra.

Su foto de familia más reciente

No cabe duda de que la cara es el espejo del alma. Ana María está exultante y se le nota. Está radiante. Hace unos días compartía una bonita imagen junto a José Ortega Cano y el hijo que tienen en común. En aquella ocasión también conseguía muchas palabras de cariño. Rocío Flores se sumaba a las muestras de afecto compartiendo una ristra de emoticonos con ojos de corazón. Aunque tuvieron sus diferencias en las costas de Honduras, la relación entre ellas es excelente y, tal y como ha señalado la hija de Antonio David Flores en varias ocasiones, son familia y el vínculo entre ambas es de un gran cariño.

Lo que aún no puede olvidar de ‘Supervivientes 2020’

Solo hay un aspecto en la vida de Ana María que se le resiste. Y es que después de haber pasado calamidades en las costas del Caribe aún le cuesta quitarse de la cabeza el enorme apetito que sentía en los Cayos Cochinos. «Una cosa que aún no he superado es el hambre. Voy al supermercado y lo miro todo con ansia», ha reconocido.