La presentadora ha enviado un mensaje a su hermana, que hoy celebra su cumpleaños, y que ha sido uno de sus grandes apoyos en su año más difícil: «Sin ti no hubiera podido».


Sara Carbonero ha enviado unas emotivas palabras a su hermana Irene, que hoy celebra su cumpleaños. A través de su cuenta de Instagram, la mujer de Iker Casillas ha compartido un mensaje con el que ha dejado claro cuánto la quiere y el papel tan importante que ha desempeñado a lo largo de este último año, el más difícil de su vida.

La vida de la presentadora dio un giro en mayo de 2019, cuando fue operada de un tumor maligno poco después de ser diagnosticada de cáncer de ovario. La mala noticia no llegaba sola. Apenas unos días antes el guardameta sufría un infarto de miocardio durante un entrenamiento con el Porto FC. Entonces, Sara anunciaba así las dificultades a las que se enfrentaba. «Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente», decía.

Tras su intervención, la empresaria se mostraba serena: «Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien». Sabía que aún le quedaba un duro periodo por delante. «Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico».

«La vida nos ha hecho invertir los papeles y que tuvieras que cuidarme tú a mí»

Las palabras de Sara no podían ser más certeras. Porque, en efecto, en este tiempo sus seres queridos han sido el pilar fundamental en el que ella y su marido se han apoyado para salir adelante. Una de esas personas ha sido Irene, quien no ha dejado de lado a su hermana durante su proceso de recuperación. Por ello hoy su aniversario ha sido la excusa perfecta para declarar públicamente lo que siente por ella.

«Me ha costado un mundo encontrar una foto porque nunca quieres salir en ellas, pero hoy la ocasión lo merecía. La vida nos hizo invertir los papeles y que tuvieras que cuidarme tú a mi, a nosotros, siendo la hermana pequeña. Una prueba que no te tocaba vivir pero que te ha hecho todavía más grande. Cuánto has crecido de golpe», comienza el escrito de Sara en sus redes sociales. «Este último año hemos compartido ratos de todos los colores y salvo dos veces contadas nunca has perdido la sonrisa de la cara, esos ojos que brillan más que ningunos y se ríen aunque por dentro estés rota. Una de las cosas más difíciles, cuando llegan situaciones que lo descolocan todo y te rompen los esquemas, es entender y aceptar que la vida a veces no tiene lógica, que el destino se equivoca y que aunque tendría que ser yo la que te protegiera y velara por ti, ha sido todo lo contrario».

«Sin ti no habría podido»

«Nunca te has quejado de nada, siempre al pie del cañón con una palabra positiva y un buen gesto, aún cuando la espalda se resentía de las noches de sofá en el hospital, o cuando el mismo día que empezabas un nuevo trabajo llena de ilusión, me operaron y tuviste que cambiar tus planes», detalla Sara en su emotivo mensaje. «¿Qué hay hoy en la tele? ¿Te doy un masaje? – decías, y de repente la peor de las experiencias se convertía en un mero trance. Ahora, desde la calma y la perspectiva que nos ha dado el tiempo, podemos decir que lo logramos juntas, porque sin ti no habría podido».

«Dicho todo esto, prepárate de nuevo para mis regañinas de hermana mayor, mis consejos aunque no me los pidas, mis WhatsApp para ver si has llegado bien a casa, para que dejes de fumar, de morderte las uñas y un montón de cosas más. Ya no te libras de mí, no pienso soltarte la mano nunca», añade. La comunicadora concluye su misiva dejando claro que se siente muy orgullosa de Irene. «Hoy es tu cumpleaños y todos los que te queremos y tenemos la enorme fortuna de compartir nuestra vida contigo lo celebramos. Quizá yo un poquito más, porque no me cabe el orgullo en el pecho. Sé que estas cosas no te gustan pero déjame presumir un poquito de hermana y de tía. La mejor que mis hijos podrían tener. Disfruta de tu día y tu vida. ¡ Feliz cumpleaños, enana!
Y recuerda que: “ I am brave, I am bruised. I am who I’m meant to be, this is me”.