En su cuenta de Instagram, la joven ha lanzado un mensaje haciendo clara alusión a su idilio con el torero. Esto es lo que ha dicho.


La novia de Enrique Ponce, Ana Soria, ha lanzado un mensaje alto y claro en su cuenta de Instagram. Una cuenta que abría al público poco después de destaparse su relación con el diestro, que cerraba poco después para volver a abrirla… y que hoy se ha convertido en su plataforma para manifestarse ante su legión de fans. Porque ya la siguen 58,5 seguidores.

La joven, de 22 años y estudiante de derecho, se ha mostrado hasta ahora bastante discreta. Sobre su ‘affaire’ con el matador valenciano se pronunciaba este fin de semana. «Está todo bien, pero no voy a hablar», se limitaba a responder cuando le preguntaban por el romance más comentado del verano.

«El amor correspondido es lo más bonito que hay»

Ahora, la andaluza se ha animado a contar un poco más sobre lo que siente por Enrique Ponce. En un breve, pero contundente post en sus redes sociales, ha señalado: «Y pese a lo que te puedan decir, nunca dejes de ser tú, y de querer con el corazón, el amor correspondido es lo más bonito que hay». Toda una declaración de intenciones con la que quiere dejar claro que lo suyo con Ponce va en serio. Y es recíproco.

Ya lo dijo el propio torero en declaraciones a SEMANA. Ana y yo estamos enamorados». Desvelaba, además, que había conocido a Ana estando separado ya de quien ha sido su pareja durante casi un cuarto de siglo, Paloma Cuevas. No habían dicho nada sobre su historia de amor porque intentaban mostrarse «discretos» por respeto a la cordobesa. En su entrevista con esta publicación, Ponce reconocía que nunca ha sido infiel a la madre de sus dos hijas ya que cuando la joven se encontró en su camino ya se había separado de su mujer.

La primera foto de la feliz pareja

En su primera foto juntos como pareja, ambos se muestran radiantes y felices juntos. Es evidente que están ilusionados el uno con el otro. «Ninguno elegimos nacer y sin embargo, nacimos. Eso solo me hace pensar que la vida es un regalo. Un regalo temporal, porque cada minuto que pasamos en ella, nunca vuelve», ha escrito la joven sus redes. Y añadía que es importante dedicar «tu tiempo a buscar tu propia felicidad y no trates de impedir que otros encuentren la suya. Rodéate de personas que te hagan a ti mejor persona, sólo por estar con ellos. Busca lo que te llena, y no lo que te vacía. Lo que suma y no resta. Y así, vivirás en paz». Este romance promete…