«Fabiola es la mujer más íntegra, independiente y brillante, que he conocido», ha afirmado haciendo referencia a las cuestiones económicas de la separación.


Primero fue Fabiola Martínez quien quiso aclarar diversos aspectos de su reciente separación con Bertín Osborne, algunos de los cuales tienen que ver con lo económico, y ahora ha sido el turno del presentador quien ha dado la cara por la madre de sus dos hijos pequeños. «No voy a encontrar a nadie igual, de manera que no voy a buscar más», ha afirmado con rotundidad.

Gtres

A aquellos que están especulando con las condiciones económicas, el cantante ha recordado que fue la venezolana quien le solicitó la separación de bienes antes de darse el «sí, quiero». «Me lo exigió ella. Yo, la verdad, es que no se lo hubiera pedido, pero fue ella la que me lo puso como condición».

Además, ha reconocido que ha sido ella quien ahora le ha dicho lo siguiente: «‘Yo no quiero nada. Soy mayorcita, tengo trabajo, me sé buscar la vida y no quiero nada. Tú, ocúpate de tus hijos. Nada más. Además, me quiero cambiar a una casa más pequeña en Madrid y también te costará menos’. (Esto es porque son alquiladas, ¿recuerdas?)».

Gtres

Un ejemplo con el que quiere dejar claro cómo es la modelo: «Esa es Fabiola. La mujer más íntegra, independiente y brillante, que he conocido». Añade que sabe bien que no encontrará a una mujer igual, por lo tanto, no desea nuevas relaciones. «Me “corto la coleta“ como los toreros y me dedicaré a mi trabajo, a mis hijos, a mis amigos y a mis animales y deporte. ¿Lo demás? ¿Para qué?».

Bertín subraya que se ha especulado sobre el tema: «No es mi intención crear polémica, ni corregir a nadie, pero creo que sería bueno para todos y especialmente para la profesión periodística, aunque sea de la vertiente corazón, dar las noticias veraces y contrastadas en vez de hacer “corta y pega“ de refritos antiguos». Corrige diversas informaciones y recalca que «tanto la casa de Madrid, como la de Marbella son alquiladas. NO SON MÍAS».

«No me han regalado nada»

Añade que la finca de Sevilla sí que es de su propiedad, pero que nunca ha estado embargada. «Está hipotecada, sí, como tantas otras, pero no embargada (hay una diferencia). Con respecto a mi patrimonio, tengo el que tengo, trabajando como un burro desde hace 45 años porque no me han regalado nada y es bastante más modesto».

© Gtres.

Un ‘post’ que ha sido muy aplaudido por parte de sus seguidores. Por su parte, Fabiola también quiso puntualizar diversos asuntos explicando que habían firmado separación de bienes absoluta. «Esto significa que ninguno de los dos tiene ninguna obligación con el otro. Lo que Bertín tenga o deje de tener es suyo y solamente suyo». Y añadió que no iba a haber ningún conflicto económico: «Eso ya estaba pactado desde hace muchísimo tiempo, justo antes de casarnos».