Durante la cuarentena por el coronavirus estamos experimentando un renacer de la faceta más espiritual e internista de cada uno. Pensamos más sobre el devenir de nuestra vida, el sentido de nuestros gestos y valoramos más si cabe el cariño de los nuestros, ahora que deben estar lejos por el bien de todos. Sin embargo, aunque la crisis sanitaria nos esté ayudando a replantearnos nuestra forma de vida y repasar lo que sucedió en el pasado, no hace milagros y no logra que Antonio David Flores tenga un recuerdo más especial y mejorado de sus años de amor –y sus otros tantos años de batalla- con Rocío Carrasco.

Es más, Antonio David Flores ha aprovechado los tiempos de cuarentena para potenciar su presencia en los platós de televisión, ahora que los colaboradores se cuentan con los dedos de una mano. En su papel como defensor de su hija, Rocío Flores, en ‘Supervivientes’, el ex guardia civil ha aprovechado este lunes para lanzarle un nuevo recadito a su exmujer, aunque sin perder el sentido del humor del que ha hecho gala estos meses en televisión. Sin embargo, a quien quizá no le haya hecho ni pizca de gracia es a la propia Rociito, porque el hecho de que su exmarido se ría en público de su estilismo nupcial, seguramente no sea de su agrado.

Fue el 31 de marzo de 1996, hace justo 24 años, cuando dos jóvenes Antonio David Flores y Rocío Carrasco se juraban amor eterno en una preciosa boda. Toda la atención mediática estaba centrada en la ermita de Las Vírgenes de la finca Yerbabuena, propiedad de Rocío Jurado. En los medios de comunicación se retransmitió como si de la boda de una infanta de España se tratase, dado que esta historia de amor juvenil supo enganchar al público, al nacer con la oposición familiar y ser la prueba de que el amor también triunfa fuera de las películas. Sin embargo, poco les duró la felicidad en su matrimonio y ahora tan solo quedan las ruinas de lo que un día fue un hogar.

Antonio David Flores se ríe de su exmujer

Antonio David Flores ha vivido la víspera de su aniversario de boda con Rocío Carrasco desde el plató de ‘Sálvame’, donde colabora. Allí ha recordado cómo vivió el gran día de su boda, ese en el que le juró amor eterno a la madre de sus hijos, y en el que se convirtió en protagonista de los grandes titulares de la época. Un evento cargado de emoción y repleto de curiosos en el que él, como cualquier novio, fue tan solo el actor secundario, dado que el protagonismo siempre se reserva a la novia y su look nupcial. Un estilismo que, para los expertos de la época, era demasiado exagerado, recargado y barroco, teniendo en cuenta que la novia tenía tan solo 19 años y que la moda ya apuntaba por la sencillez.

Antonio David Flores recuerda con mucha guasa que fue la propia Rocío Carrasco la que le advirtió que el día que apareciese en la ermita y se acercase al altar se iba a sorprender por su vestido de novia. Lo que no esperaba ella que la sorpresa no sería para bien y es que, tal y como reconoce el ex guardia civil: “Me sorprendió”, pero no para bien. Jorge Javier Vázquez, ávido de titulares, le sonsacó a su nuevo compañero: “Era todo un espanto, ¿no te pareció un espanto cuando la viste vestida de novia?”, cizañaba el presentador.

El exconcursante de ‘GH Vip 7’ ha reconocido que su exmujer estaba muy cambiada con su estilismo nupcial y que incluso cuando llegó le costó reconocerla: “Yo pensé que era otra personas, me quedé flipando. Llevaba lentillas azules, las uñas como Rosalía…”, recuerda Antonio David Flores, que parece que no quedó muy satisfecho por el look elegido por su ex para intercambiar alianzas frente a sus seres queridos, aunque, según confiesa, lo recordaba peor de lo que ve ahora en pantalla: “El vestido es bonito, así con el encaje…”, trata de buscar el lado bueno al estilismo que llevó su ex para su gran día.

Es más, tan especial parece ser este vestido de novia, que ni tan siquiera el propio diseñador del vestido quedó satisfecho, tal y como confesó también Antonio David Flores este lunes en ‘Sálvame’. Confiesa que un día tuvo la oportunidad de coincidir con el artífice del look nupcial de su exmujer, el diseñador Antonio Ardón. Él se defendió de las críticas, asegurando que tan solo trabajó al servicio de la hija de Rocío Jurado cumpliendo con sus peticiones, dejando a un lado si estas le favorecían más o menos: “Me contó que él solo plasmó las ideas que le daba Rocío Carrasco”, sentencia.