La pareja se dejó ver en actitud muy cómplice durante una jornada en Talavera de la Reina.


Una mediática infidelidad dinamitó la relación que tenía Antonio Canales Rivera con su novia Isabel Márquez de Prado. Desde entonces el colaborador ha afirmado en más de una ocasión que era «la mujer de su vida» e intentaría todo lo posible por recuperarle. Finalmente, la pareja parece haberse dado una segunda oportunidad. 

Canales Rivera Isabel Márquez
Redes sociales

Ambos han sido vistos este mismo fin de semana en Talavera de la Reina disfrutando de una jornada con amigos. Unas imágenes que han sido emitidas en el programa de ‘Socialité’ donde se les ve derrochando complicad. Ella incluso está sentada sobre las piernas del diestro. A pesar de que por el momento este no ha confirmado la noticia, sus movimientos en redes sí que delatan que han estado juntos. No han compartido ninguna imagen en la que aparezcan ambos, pero sí que han publicado diversos ‘Stories’ desde el mismo restaurante.

Telecinco

La ruptura se produjo a comienzos de enero tras salir a la luz pública el nombre de Cynthia Martínez y una sonada noche de pasión. Tras el escándalo, Isabel decidió romper su relación con él. Una dura realidad para Canales Rivera quien se mostró destrozado en televisión: «Es lo que merezco».

El diestro, muy arrepentido

Durante un reciente polígrafo en ‘Sabádo Deluxe’, aprovechó para declarar su amor a Isabel. «Me gustaría pensar que la reconciliación es imposible. Ella ha estado en el entierro de mi tío y hemos podido hablar», dijo. Además, señaló estar muy arrepentido por su infidelidad y confirmó que no había habido otros episodios: «Sigo arrepentido y sé que va a pasar el tiempo y voy a seguir arrepentido. Fue una metedura de pata terrible».

Telecinco

«El tiempo va a formar una parte muy importante de lo que pueda pasar. Hay que tener un poco de paciencia», afirmó entonces. También recordó que siempre había tenido con ella «una gran complicidad». «Coincidimos muchísimo en nuestras aficiones. No me da pereza de absolutamente de nada, siempre está predispuesta a lo que haga falta. Me identifico mucho con ella. Es fácil hacer un viaje, estar a su lado varios días… Ni a mí ni a nadie de los que la conocen».

Telecinco

Asimismo explicó que la presión mediática había sido fundamental en la ruptura: «Cuando es en tu casa y no se entera nadie me imagino que se gestiona de otra manera». Canales Rivera subrayó que el principal error había sido ocultárselo a ella desde el principio. «No cuando salió a los medios sino al instante cuando la metedura de pata que había cometido. Mi error fue cómo lo manejé en ese momento. Lo manejé igual de mal que la maldad que había hecho. Si lo hubiese dicho al principio no hubiese pasado absolutamente nada. Pensé que no iba a pasar nada y me equivoqué».