Ana Obregón sigue incansable al lado de su hijo en la habitación del hospital en la que trata de superar el cáncer con el que batalla desde hace ya más de dos años. Una guerra que ahora se libra en Barcelona, después de que estallara la crisis del coronavirus y obligase a la familia a buscar refugio en un nuevo centro hospitalario. Álex Lequio no ha perdido la valentía y sus fuerzas, algo de lo que tiene mucho que ver Ana Obregón, que ha aparcado toda su vida para estar al cuidado de su hijo. Lo mismo Alessandro Lequio, que ha aprovechado un permiso en su trabajo como colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’ para estar al lado de su hijo y hacerle los días más amenos y llevaderos mientras dure su ingreso hospitalario.

Desde que Álex Lequio comenzase su lucha contra el cáncer hace ya más de dos años, tanto su madre como su padre se han volcado en su recuperación. Por fortuna, ambos se han asombrado con la fortaleza con la que Álex hacía frente a sus problemas de salud, convirtiéndose en todo un ejemplo a seguir para ellos. Desde Nueva York a distintos puntos de la geografía española, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio ha recorrido distintos hospitales en busca de un tratamiento que le libere al fin de la tediosa enfermedad. Mientras tanto, no está solo, sus padres han dejado todo para estar a su lado el tiempo que haga falta.

En el vídeo, se puede ver cómo Ana Obregón sale de la habitación en la que está ingresado su hijo para hacer un descanso. Fumando en el balcón de la habitación, la actriz habla por teléfono algo nerviosa. Vea el vídeo.