«Es una persona violenta y vengativa», ha afirmado sobre la mujer del empresario.


El pasado jueves, el país entero se sorprendía ante la noticia del supuesto intento de asesinato del exmiembro del grupo humorístico ‘La Trinca’, Josep María Mainat. Una información que continúa en boca de todos y que cuenta con todos los ingredientes del mejor guion de cine. Su mujer, Ángela Dobrowolski, está siendo investigada mientras el hijo del productor de televisión se ha visto obligado a emitir un comunicado: «Han pasado cosas terribles, me daría vergüenza contarlas». La última en pronunciarse ha sido Alina, la rusa que según su versión vivió durante un tiempo en la casa del productor audiovisual. Se ha sentado en un plató de televisión, concretamente en ‘Sábado Deluxe’, donde se ha sometido al polígrafo.

Foto: Telecinco

Alina saltaba a la opinión pública por protagonizar un sonado vídeo en directo cuando los reporteros de televisión se agolpaban en la residencia: «Mi exnovio scort latino es amante de la mujer de Mainat», dijo mientras acudía a recoger sus pertenencias. Es economista de formación, pero trabaja como astróloga y lleva 18 años residiendo en España. Llegó procedente de Rusia cuando tenía tan solo 20 años. Mantuvo durante un tiempo una relación con Gabriel, un ‘escort’ venezolana que estaba en contacto con Angela Dobrowolski, mujer de Mainat. «Gabriel, mi exnovio, conoce a Ángela, la mujer de Mainat, porque contrató su servicio como escort».

Alina ha afirmado que no conoce al productor, pero ha trazado el siguiente perfil de Ángela: «Es una persona violenta y vengativa». Totalmente demoledora con ella, afirmaba que sí creía que habría intentado asesinarle: «En un momento pensé que me podía hacer algo malo», añadía. El pasado mes de marzo ha contado que le agredió durante una discusión que mantuvieron.

Foto: Telecinco

También la ha definido como una mujer a la que le gusta el «poder». Según Alina recibió muchos regalos de ella, y finalmente, le acusó de haberlo robado todo. La rusa también aseguraba que en aquella casa vivían alrededor de 25 personas, entre ellos, personas de diferentes nacionalidades y que el deseo de Ángela era realquilar las habitaciones de la casa para convertirla en un prostíbulo.

Ha negado haber participado en orgías con la mujer del productor y su expareja. Una rotunda afirmación que el polígrafo constataba que decía la verdad. «Nunca he hecho ningún trío en mi vida. Ni siquiera he besado a una mujer. Soy muy heterosexual». Jorge Javier le preguntaba si Ángela le había pedido ayuda para contratar a alguien para acabar con su exmarido. Su respuesta era NO, pero el polígrafo determinaba que mentía.

Así se gestó el presunto asesinato 

El supuesto intento de asesinato de Mainat tuvo lugar en la madrugada del 22 al 23 de junio, según la información publicada por el diario ‘La Vanguardia’. El empresario, su mujer y sus dos hijos cenaban juntos en la casa que compartían antes de su separación (seis meses atrás) en el barrio de Sant Gervasi, Barcelona. El productor se fue a dormir a su habitación y las cámaras de seguridad del domicilio captaron cómo Dobrowolski entró hasta en 13 ocasiones al dormitorio de su aún marido.

Foto: Gtres

Las imágenes captadas por el sistema de seguridad de la residencia recogen cómo, supuestamente la joven hispanoalemana le administró insulina a Mainat, que es diabético. Las inyecciones le provocaron un cuadro de hipoglucemia, una bajada de azúcar y la entrada en coma. Tras comprobar que la disminución de la glucosa en sangre era ya evidente y que le había provocado un coma, decidió llamar a la ambulancia. El catalán permaneció dos días ingresado en un centro hospitalario.

Pol Mainat, el hijo del productor y de la actriz Rosa María Sardà, interpuso la denuncia cuando su padre ingresó en el hospital con un cuadro de coma diabético. «Son muchas las cosas que han pasado en el último año y todas, terribles. Me daría una profunda vergüenza contarlas en público y desearía que jamás salieran a la luz. En este momento, toda mi energía está centrada en mantener a mi padre y a mis hermanos a salvo de una persona cuyo objetivo es la destrucción de nuestra familia», ha afirmado su hijo a través de un comunicado.

GTRES

«Ni mi padre ni ningún miembro de nuestra familia conocemos a todas las personas que están apareciendo en nuestra casa, ni teníamos constancia alguna de su relación con la esposa de Josep Maria hasta que empezó la investigación policial. En nuestra familia estamos igual de consternados que vosotros ante las vergonzosas imágenes que se están viendo dentro de nuestra propiedad», rezaba la nota difundida.