Carmen Borrego ha confirmado que ha sido contagiada de coronavirus, algo que ha pillado a muchos por sorpresa, incluso en el mismo seno de la familia Campos. Una situación que, lejos de preocupar a los suyos, afrontan con optimismo después de comprobar que la menor de las hijas de María Teresa Campos parece no estar sufriendo en demasía los estragos del Covid-19. Así lo ha querido transmitir también su sobrina, Alejandra Rubio, que no ha tenido reparos en hablar sobre el estado de salud de su tía, tras reconocer que se ha contagiado.

“Está bien, ahí va. Tampoco sé mucho, solo sé que está bien, que tampoco es nada muy grave, cada persona es un mundo, a cada uno le afecta de una manera y ella está bien dentro de lo que cabe”, asegura la hija de Terelu Campos, que no está muy preocupada por la salud de su tía, dado que entiende que está bien y pasando tan solo los síntomas más leves de la enfermedad.

Aun así, Alejandra Rubio entiende que su familia se haya mostrado algo más preocupada al dar a conocer que Carmen Borrego tiene coronavirus. La que peor lo está llevando es la matriarca del clan, María Teresa Campos, que esta noticia le ha pillado confinada en su casa, junto a su hija Terelu, y en uno de los momentos personales más bajos: “Es normal, han pasado muchas cosas últimamente y de repente esto, para todos en general es un shock y, sobre todo, para las personas que tienen una cierta edad, creo que es más complicado”, confiesa.

Alejandra Rubio

Además de la enfermedad de Carmen Borrego y la tristeza de su abuela, Alejandra Rubio ha querido responder a cómo afronta las críticas constantes ahora que se ha convertido en personaje público habitual en la televisión. Eso sí, la entrevista se viene abajo cuando entran a salir otras cuestiones más peliagudas, como la supuesta demanda que la familia de Hugo Sierra ha interpuesto contra ella por asegurar que todo es un montaje y que habían pactado él y Adara retomar su relación cuando él volviese de ‘Supervivientes’. Alejandra Rubio responde sobre esto, pero echa el freno, escarmentada por sus primeros palos como celebrity.

Después de tanto palique, un poco de relajación y cuidado personal. Tras la entrevista, Alejandra Rubio acudió a un centro de estética para poner a punto su físico: