La pareja se ha mostrado muy cariñosa durante un almuerzo en la capital, que han compartido con el padre de la cantante.


Aitana Ocaña y Miguel Bernardeau viven en una constante luna de miel. La pareja, que ha pasado el confinamiento en la casa que el actor tiene en Ibiza, se encuentra en Madrid. Allí han disfrutado de una comida en compañía de Cosme, el progenitor de la cantante.

La pareja acudió y el padre de la segunda finalista de ‘Operación Triunfo 2017’ eligieron una terraza para su encuentro familiar. Allí llegaron ataviados con ropa informal y cubriendo sus rostros con sendas mascarillas, que son de obligado uso en la vía pública o en espacio al aire libre siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad interpersonal (1,5 metros). Las medidas de seguridad para evitar el avance del coronavirus no impidieron que ambos jóvenes posaran, muy amables, para unos admiradores que les pidieron posar para la cámara de su smartphone. Así, se les pudo ver relajados, sonrientes… y muy amorosos el uno con el otro.

Un relajado encuentro en familia

La historia de amor entre Aitana y su chico se fraguó a finales del año 2018. Aitana era pillada saliendo del domicilio familiar del intérprete de ‘Élite’, hijo de la actriz Ana Duato y del productor Miguel Bernardeau. La joven, que aún comenzaba su idilio con Miguel, había ido a comer con la familia del actor. Una familia con la que se lleva de maravilla, y con la que la hemos visto en numerosas ocasiones durante las últimas semanas.

Aitana y Miguel, locos de amor

Aitana y Miguel parecen cada día más enamorados. Cada vez que están juntos se muestran muy acaramelados. Se derriten el uno con el otro. Sus rostros no reflejan la preocupación que se vive en el entorno familiar del actor. Y es que Ana Duato, madre del madrileño, e Imanol Arias, -protagonistas de la serie ‘Cuéntame’, están implicados en un caso de supuesto fraude fiscal. En la mañana de este lunes se ha conocido la noticia de que la Fiscalía Anticorrupción de la Audiencia Nacional pide 31 años de cárcel para ambos artistas por varios delitos contra la Hacienda Pública que se enmarcan el caso Nummaria, el despacho de abogados dirigido por Fernando Peña que presuntamente se dedicaba a la evasión de impuestos de sus clientes. Hacienda cree que Duato defraudó 1,9 millones de euros en siete años. Su compañero en la serie de La1, por su parte, habría defraudado 2,78 millones entre 2009 y 2015, aunque el propio actor ha comentado a los medios que ya ha abonado 2,33 millones.