Fabiola Martínez ha dado un paso más para separarse de Bertín Osborne y se reúne con sus abogados para establecer la hoja de ruta jurídica a seguir. Vea el vídeo


Aunque la ruptura matrimonial entre Bertín Osborne y Fabiola Martínez haya sido amistosa y de mutuo acuerdo, hay mucho trabajo que realizar para disolver sus lazos y poder recuperar sus vidas para comenzar una andadura en solitario. Una tarea a la que la venezolana ya se ha puesto manos a la obra tan solo unos días después de hacer pública su separación del presentador, a través de un comunicado de prensa. Así, hemos visto a Fabiola Martínez reuniéndose en un despacho de abogados con su equipo jurídico para establecer los pasos a seguir no solo para iniciar el proceso de separación de su marido, sino también para repartirse sus bienes y fijar las cuestiones necesarias por el bien de sus dos hijos, Carlos y Kike.

Vídeo: Europa Press

A pesar de que Fabiola Martínez ha pasado varias horas en el interior de un despacho de abogados que se han hecho cargo de las cuestiones legales de su separación de Bertín Osborne, lo cierto es que ella ha asegurado a la salida del edificio que aún no han iniciado el proceso. Es más, Fabiola Martínez, pese a reunirse con sus abogados durante varias horas, afirma incluso que “no hemos hablado de nada”. Aunque suponemos que el silencio no ha reinado en la sala durante tanto tiempo y que en su lugar han aprovechado la visita para establecer una hoja de ruta, lo que Fabiola ha querido dejar claro es que aún no se ha producido ningún movimiento legal al respecto.

Por el momento, el matrimonio ya ha decidido emplazar sus vidas en distintas casas y darle tiempo al tiempo. Su relación como pareja hacía aguas y sus discusiones eran constantes, pero su ruptura es amistosa y ya lo han demostrado con un encuentro en el que fuese el domicilio familiar en Madrid, pasando una tarde juntos en compañía de sus hijos. La pareja está siendo un ejemplo a seguir para todos en tan duros momentos y es que lejos de rentabilizar su crisis, han decidido compartirlos con todos abiertamente, hablando con naturalidad sobre lo que les ha sucedido el motivo por el que han roto su matrimonio y han expresado el cariño y el respeto que ahora y siempre se profesarán. Eso sí, para hacer las cosas bien y que esta armonía siga reinando los abogados deben conseguir que ambas partes salgan contentas de las negociaciones para así afrontar sus nuevas vidas con optimismo.

Foto: Gtres