Alma Cortés Bollo ha llevado a su hija Jimena a la escuela infantil por primera vez y ha explicado después cómo ha sido la sensación de separarse de ella.


Alma Cortés Bollo no puede estar más emocionada con la etapa que está viviendo. La hija de  Raquel Bollo está instalada ya en su nueva casa, que está equipando con la ayuda de su madre. Además, está inmersa en sus clases de Derecho, que le ocupan gran parte de sus mañanas. A esto se suma el deporte y los quehaceres domésticos. Estos han sido los motivos que le han llevado a tomar una drástica decisión con el fin de quitarse carga en el día a día.

La decisión no ha sido otra que matricular a su hija Jimena en la guardería. Hasta ahora, Alma Cortés Bollo ha estado dejando a la pequeña con algunos familiares, pero ya ha llegado el momento de dar el paso. La joven ha llevado a su hija al centro escolar y ha contado después las sensaciones que ha tenido tras separarse de ella.

«Me estáis preguntado por mis sensaciones… Y la verdad es que no sé si comentarlo porque habrá gente que me dirá que qué insensible, qué mala madre… Pero es que es verdad que yo estoy acostumbrada a dejar a Jimena con familiares, ya sea mi madre, mi abuela, su padre… con quien sea, porque ya sabéis que estudio», ha empezado explicando anticipándose a las críticas.

«Antes las clases eran presenciales. Por este motivo, estoy acostumbrada a tener que dejarla e irme a hacer mis cosas sin ella. En ese aspecto no me ha dado pena ni mucho menos. Sí me ha dado pena  en el aspecto que la he visto súper mayor y que está muy grande, y que no quiero que crezca más», explica Alma Cortés en sus redes sociales tras dejar a su hija en la guardería por primera vez.

Alma cuenta sus sensaciones tras dejar a su hija en la guardería

Vídeo: Instagram.

La joven no dudaba en compartir con sus seguidores no solo los trámites que ha tenido que hacer, también ha querido mostrar el momento previo a acudir al centro escolar. «A las 19.00 horas tengo una reunión con la directora de la guardería donde va a ir Jimena. Ya está apuntada, pero tengo que darle algunos papeles. Además, así aprovecho para conocer la Escuela Infantil».

En el vídeo que ha compartido ha visto cómo su hija entraba en la guardería de la manita de la profesora. A pesar de ser el primer día, Alma Cortés ha aceptado muy bien separarse de su pequeña, algo que no le pasa a todas las madres. Lo que ocurre es que la hija de Raquel Bollo está acostumbrada a dejar a su hija con diferentes familiares. Esto le permite cumplir no solo con sus compromisos universitarios, también los profesionales.