Un espejo en el que mirarse, pues se han cumplido idénticos pasos en sus respectivas rupturas. Eso es lo que debe pensar Esther Doña al leer las últimas declaraciones de Sylvia Córdoba y es que a ella Santiago Pedraz también la dejó por mensaje tras pedirle matrimonio. Según la abogada su relación acabó después de que el juez le enviara un escueto correo electrónico, sin explicación y cuando acababan de comprarse una casa juntos, una vivienda que, además, suponía un alto coste de hipoteca. Sobre los meses previos al fin de su noviazgo, Sylvia acaba de romper su silencio.

Santiago Pedraz
Gtres

La letrada ha explicado cómo fue su pedida de mano, un momento muy romántico que Santiago Pedraz quiso consultarle antes a su suegra, al igual que ha sucedido con Esther Doña. «Él pidió permiso a mi madre, como un caballero de los de antes», ha contado Sylvia a LOC. A Esther Doña, según ella misma ha contado, le dio una carta en la que explicaba que ya tenía autorización por parte de la madre de Esther. Mismo modus operandi, aunque con diferente mujer. Aunque su noviazgo terminó en el mes de marzo de 2021, lo cierto es que a Sylvia Córdoba le marcó enormemente la manera en que sucedió todo y, por ello, decidió pasar página sin mirar hacia atrás. «Me es indiferente porque él tiene su vida y yo la mía, y además, me lo puso muy fácil», dice. 

Mantiene que esto solo deja ver que Santiago Pedraz con ella mostró una actitud «cobarde». Sylvia asegura que la dejó tras la petición de mano y con una casa recién adquirida que «tiene muchísimos gastos», lo que complicaba la situación y lo que la dejó todavía más hecha polvo si cabe. Su pedida tuvo lugar en noviembre de 2020, en marzo de 2021 se compraron una casa y muy poco tiempo después rompieron, siendo en el verano del mismo año cuando se confirmó que había comenzado una relación sentimental con Esther Doña, a la que conocía desde hacía tiempo, incluso antes de que falleciera Carlos Falcó.

Santiago Pedraz Eshter Doña
Gtres

Esther Doña pensaba que su ruptura con Santiago Pedraz era «un enfado de tantos», pero finalmente no ha sido así. El juez de la Audiencia Nacional ya no quiere saber nada de ella y ha dado por cerrada su etapa junto a la malagueña, un enfado que ahora también sentiría Esther Doña. Prueba de ello que haya dejado de seguir al que era su pareja en redes sociales, tal y como ha podido comprobar SEMANA. Tras un año de relación sus caminos se han separado y han iniciado una vida sin el otro, eso sí, las fotos de ambos todavía están activas en el perfil de la modelo de la Costa del Sol.