Tan solo una semana después de la boda entre Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini, los condes de Osorno, la familia ha vuelto a reunirse. Esta vez en Sevilla con motivo del bautizo de Rosario, la hija de Sofía Palazuelo y Fernando Fitz-James Stuart, la que está llamada a ser la futura duquesa de Alba. Un importante acontecimiento al que no ha faltado Eugenia Martínez de Irujo junto a su pareja, Narcís Rebollo. La duquesa de Montoro ha aprovechado para deshacerse en elogios hacia su hija, Tana Rivera

Eugenia Martínez de Irujo
Instagram

«La niña cada vez más alta y yo cada vez más pequeña. PRESUMIENDO de hija y con el babero puesto», señalaba en letras mayúsculas a través de su perfil de Instagram. Ha abierto su álbum más personal para compartir esta bonita imagen del evento junto a la joven. Miradas cómplices, sonrisas y admiración, mucha admiración: «Qué cañonaaa Tana con ese modelazo de Inés Domecq», no podía más que afirmar.

Vídeo: Europa Press

Tana, fruto del matrimonio de Eugenia Martínez de Irujo con Francisco Rivera, estaba radiante. Optó por un favorecedor conjunto dos piezas en color rojo con crop top, escote cuadrado y detalles geométricos en azul. Además, apostaba por un traje de Inés Domecq, la diseñadora de la Casa de Alba -está casada con Javier Martínez de Irujo- quien recientemente vestía a la mismísima reina Letizia. Tana Rivera completaba su estilismo con sandalias también en rojo y un recogido que despejaba su rostro y mostraba su belleza más natural.

La felicidad de la duquesa de Montoro

Por su parte, Eugenia Martínez de Irujo volvió a confiar en uno de sus diseñadores de cabecera, Jorge Vázquez. Optó por un diseño print geométrico de manga larga y con cinturón de aire retro. Ella mismo ha señalado que le «apasiona». Nuevamente ha hecho partícipes a sus seguidores de un gran acontecimiento familiar en el que ha estado acompañada por su pareja. «Mi Narcís Rebollo, lo mejor del mundo!!! Con faldas y a lo loco!!!», ha asegurado en sus redes donde se mostraba muy espontánea y feliz.

eugenia martínez de irujo, Narcís Rebollo
Instagram

La ceremonia religiosa que ha reunido de nuevo a la familia ha tenido lugar en la iglesia de San Román, un lugar que alberga grandes recuerdos para la Casa de Alba, ya que en esa misma pila bautismal recibió su padre el sacramente tres décadas atrás. La posterior celebración, que fue íntima, contó como escenario al palacio de Dueñas. Una residencia estrechamente ligada a la recordada duquesa de Alba ya que era su predilecta. María del Rosario Cayetana lleva el mismo nombre que su bisabuela y nació el pasado 8 de septiembre, está llamada a heredar su título.