Según ha podido saber SEMANA en primicia, Eugenia Martínez de Irujo ha vendido todos los cuadros que había cedido a una exposición benéfica en la que colabora con la Fundación Querer.


Eugenia Martínez de Irujo se unió a la Fundación Querer hace algunas semanas para llevar a cabo un proyecto solidario. La hija de Cayetana de Alba cedió muchas de las pinturas que había realizado durante el confinamiento para recaudar fondos y por ello organizó su primera exposición. ‘El arte de querer‘ vio la luz el día 23 de octubre y solo tres días después la duquesa de Montoro ha hecho pleno, tal y como ha podido saber SEMANA en primicia, pues las 65 obras pictóricas que estaban a la venta ya han sido adquiridas. El objetivo de ayudar está más que cumplido, sin embargo, Eugenia ha querido dar un paso más y ha cedido 10 pinturas más de las cuales ya solo hay tres disponibles. Con precios desde los 250 euros a los 300, Eugenia puede decir muy orgullosa que ha sido todo un éxito y que su deseo de poner color al tiempo tan oscuro que estábamos viviendo se ha hecho realidad.

 

Eugenia Martínez de Irujo
Fundación Querer

Según revelan a esta revista desde la Fundación Querer, Eugenia está muy feliz con haber conseguido su propósito benéfico y, de hecho, ha agradecido a cada uno de sus seguidores tanto sus mensajes de cariño como el hecho de que algunos de ellos se hayan convertido en propietarios de sus pinturas. «Está súper contenta y súper ilusionada», dice Eva Revuelta, integrante de la Fundación Querer. La también diseñadora de joyas ha explicado cómo surgió esta aventura tan ilusionante tanto para Eugenia Martínez de Irujo como para la institución sin ánimo de lucro. «En estos tiempos tan difíciles motivados por la dura pandemia generada por el COVID19, he pasado todos los días del estado de alarma confinada en casa desarrollando una de las facetas y aficiones que más me han acompañado a lo largo de mi vida,  la pintura. No pretendo ocupar ningún espacio con ello, soy consciente del gran talento y la gran formación que tienen nuestros pintores españoles, es mi manera de expresarme y de ponerle color de una forma esencialmente autodidacta que me ha acompañado en los momentos más difíciles de mi vida», ha explicado la propia Eugenia.

Eugenia Martínez de Irujo
Fundación Querer

Motivos florales, dibujos de inspiración oriental o animales que la también diseñadora de joyas ha plasmado en papel a base de temperas y pinturas acrílicas que desde ahora ocuparán paredes y muros de muchos hogares que previamente han tenido una idea clara: querían contribuir a una causa solidaria. Una exposición en la que Eugenia ha estado muy implicada de principio a fin y que se pudo ver en el Espacio Valverde, en Madrid, un lugar que se llenó de sus su arte, pero sobre todo de su cariño. Así se ha reflejado también en sus redes, donde muchos usuarios han aplaudido la bonita iniciativa de Eugenia Martínez de Irujo. A pesar de que es una incógnita si esta es la primera vez de muchas para la aristócrata, nadie duda de que ha arrasado con las pinturas que mostró en pleno confinamiento a sus followers.