La hija de Rocío Carrasco ha lanzado una nueva pulla a su madre, con la que evita cruzarse en los pasillos de Telecinco.


Una semana más, Rocío Flores se ha sentado en el plató de ‘Supervivientes: Tierra de nadie‘. Lo ha hecho apenas unas horas después de que su madre debutara como colaboradora en ‘Sálvame‘. Curiosamente lo hacía con un ‘look’ muy similar al que llevaba Rocío Carrasco en su primer día como defensora de la audiencia: una larguísima trenza que recordaba mucho a la que llevaba la empresaria en el programa de Jorge Javier Vázquez.

La joven comentaba las recientes declaraciones de Olga Moreno en los Cayos Cochinos. «Me he sorprendido de lo fuerte que soy. Pero hoy en día no volvería. Tengo una familia maravillosa. Tengo un marido que no lo cambio por nada del mundo. Ese sí que tiene los cojones bien puestos. Es el más recto del mundo y el que menos dinero tiene, como dice Rocío. Los niños saben lo que hay», decía. La sevillana hablaba de los hijos de Antonio David Flores. «Los hemos criado sin maldad, sin ningún rencor y ellos lo agradecen día sí y día también. Algún día todo esto se aclarará y los niños podrán hablar con su madre». Y confesaba que ve difícil un acercamiento entre Carrasco y sus hijos: «Mientras haya otra persona no creo…«. Dejaba caer así que Fidel Albiac tiene mucho que ver con el distanciamiento de la hija de Rocío Jurado con Rocío y David.

«No tengo más ganas ya de mencionar a nadie, sinceramente», responde Rocío Flores cuando le preguntan por Fidel Albiac

Poco tardaba Carlos Sobera, presentador del espacio, en preguntarle a Rocío Flores sobre la persona de la que hablaba Olga al mencionar a «otra persona»: «¿Sabes a quién se refiere?», quiso saber. «Quien sea, será», contestaba esta. «No tengo más ganas ya de mencionar a nadie, sinceramente». E inmediatamente daba un giro a su discurso para evitar hablar del marido de la empresaria. Directamente, cambiaba de tercio. «Quiero destacar una cosa. Ella dice que ella siempre ha tenido que ser muy fuerte mentalmente. No hablo de nuestra familia. Hablo de su familia y de otro tipo de problema que ella ha tenido. Me ha sorprendido muchísimo», explicaba. Un giro radical de tema que la ayudó a esquivar el siempre polémico asunto de Fidel en el conflicto familiar.

Telecinco

«Estamos viendo a una mujer enamorada de su familia, de su marido, de los hijos de su marido… Parece que esto es malo y yo no oigo a nadie hablar así. No sé por qué quieren ver siempre el lado malo. A ella le encantaría que os hablarais con vuestra madre. Parece que Olga disfruta cuando estáis separados y es todo lo contrario», comentaba Marta López. 

Rocío Flores, sobre su parecido con Rocío Carrasco: «Mi madre es muy guapa, y yo encantada»

«Me he criado una familia con muchísimo amor, respeto y bondad y me siento muy orgullosa de la familia que tengo», respondía Rocío. Marta López aprovechaba para felicitarla por su guiño a su madre en lo referente a su aspecto capilar: «Vienes muy guapa hoy. Te pareces a tu madre, que ha venido a Telecinco con una trenza». La joven mostraba entonces una sonrisa de oreja a oreja. Incluso se mostraba amable al hablar de su madre: «Me dicen que nos parecemos mucho. Ella es muy guapa y yo encantada».

Marta López sacaba el tema de los intentos de madre e hija para no cruzarse en los pasillos de Telecinco: «Dicen que te metes como Papá Noel en una chimenea». La colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ le replicaba: «Dicen tantas cosas… Entro por donde me indican». «¿No te entra ese nerviosismo de ‘está allí mi madre’?», insistía Marta. Rocío zanjaba la cuestión lanzando una nueva pulla contra su madre: «Sé que el encuentro no se va a producir. Y no por mí. Y si fuese así no tendría ningún problema».

Marta López: «Hasta que no desaparezca Fidel no se va a arreglar nada»

Marta López sacaba de nuevo el tema de Fidel. «No lo digo yo, lo dicen muchos de su entorno. Hay gente que no quiere nombrarlo, pero mucha gente piensa que hasta que no desaparezca Fidel Albiac no se va a arreglar nada».