Con motivo del Día de Todos los Santos, la empresaria ha dedicado unas palabras a su difundo marido: «Hoy es un día en el que tu presencia falta aún más».


Las ausencias se notan día a día, pero para Esther Doña el Día de Todos los Santos ha sido especialmente duro, quizás porque es el primero tras la muerte del que fuera su marido, Carlos Falcó. La empresaria ha abierto su álbum más personal para compartir una bonita imagen con todos sus seguidores que ha acompañado de un mensaje repleto de sentimiento.

Instagram

«Mi amor, cada minuto te sigo sintiendo aquí conmigo…», comienza su ‘post’ publicado este mismo domingo. «Pero hoy es un día en el que tu presencia falta aún más… Esta noche volveré a buscarte en cada estrella ✨», concluye. La instantánea que acompaña el mensaje fue tomada tan solo unos meses antes de la muerte del marqués de Griñón y la responsable de inmortalizar a la pareja fue Cruz Sánchez de Lara, la mujer de Pedro J. Ramírez. En la misma vemos al matrimonio en actitud cómplice disfrutando de una soleada jornada en un bucólico enclave, rodeados de una frondosa naturaleza.

Gtres

La muerte de Carlos Falcó, en los días más duros de la pandemia, fue un auténtico mazazo para Esther Doña. «Nadie podíamos imaginar este final…. el primero él», ha asegurado la malagueña en respuesta a un comentario realizado por esta última publicación. Tan solo siete meses después de su muerte, Esther lamentaba la marcha del que fuera su cuñado, Fernando Falcó, marqués de Cubas. «Que caprichoso es el destino… en solo 7 meses os vuelve a reunir. DEP», señalaba  en redes.

Carlos Falcó murió el pasado mes de marzo, desde entonces, la vida de Esther Doña ha dado un giro de 180 grados. Ha abandonado el palacio El Rincón, el lugar en el que vivió junto a su marido y se ha instalado en el piso que tenía en la localidad madrileña de Majadahonda. Además, se ha estrenado como colaboradora de televisión en el programa ‘La hora de la 1‘, precisamente fue en este espacio donde se pronunció de forma muy sentida sobre la muerte de su marido.

© Gtres.

«En ningún momento pensamos en el desenlace que tuvimos ni Carlos ni yo. Fue dramático. Cuando ingresó estaba bien, él estaba súper sano, no tenía nada. No tenía ni colesterol ni nada, lo que tenía eran años», dijo. Además, en estos últimos meses también se ha abierto una cuenta en Instagram donde se ha vuelto muy activa y donde siempre tiene un recuerdo con la persona con la que compartió los últimos años de su vida.

«Eternamente juntos»

El pasado mes de octubre, Esther recordaba el momento en el que Carlos Falcó le pidió matrimonio: «Mi amor, tal día como hoy, hace 4 años, pediste mi mano a mi familia. Me juraste amor eterno con ellos de testigo. Siempre decías que era la luz de tu vida, esa luz no se apagó con tu partida, está siempre viva al igual que cada noche salen las estrellas a iluminarnos. Eternamente juntos».

Como consecuencia del fallecimiento del marqués de Griñón han salido a relucir ciertas desavenencias entre Esther Doña y los hijos del aristócrata como la inexistente relación que mantiene con Tamara Falcó quien aseguró en SEMANA que no tenía contacto con la viuda de su padre. Dijo, además, que no la veía desde hacía meses y que no tenía mucho que hablar con ella. Algo que corroboró la propia malagueña quien afirmó que desde la boda con el marqués de Griñón la relación con ella había sido distante. 

«Tamara no me ha dado aún el pésame por la muerte de mi marido», confesaba en el programa en el que colabora. «Ni me acuerdo la última vez que hablé con Tamara Falcó por teléfono. Con la que más relación tengo tras la muerte de Carlos es con Sandra», señalaba. Asimismo, con las siguientes palabras revelaba el momento que estaba atravesando: «Lo estoy pasando fatal. Mi vida se ha desmoronado, toda mi vida giraba en torno a mi marido».

Gtres

Estos últimos meses, Esther se ha refugiado en su adorable mascota, Chloé, un bichón maltés. «Estoy sola, bueno, menos mal que tengo a Chloé, mi perrita. Ha sido mi apoyo desde que perdí a Carlos». Se trata de su compañera más fiel y un regalo que le hizo el marqués de Griñón después de que se dieran el «sí, quiero» en 2017.

Carlos Falcó, V marqués de Griñón y XII de Castel-Moncayo, falleció en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid el pasado 20 de marzo después de haber dado positivo en coronavirus. Su muerte se produjo en un momento complicado cuando el país estaba sumido en los peores días del estado de alarma. El aristócrata estuvo casado en cuatro ocasiones, la última vez a los 80 años con Esther Doña, y era padre de cinco hijos fruto de sus tres primeros matrimonios: Manuel, Xandra, Tamara, Duarte y Aldara.