Esther Doña recuerda el último cumpleaños que celebró su marido, Carlos Falcó, y confiesa a SEMANA las sorprendentes palabras que le dijo sobre que no cumpliría más años.


El 3 de febrero de 2020, Carlos Falcó y Fernández de Córdoba, marqués de Griñón y marqués de Castelmoncayo celebraba su 83 cumpleaños. Este miércoles hace un año de ello. Pero lo llamativo, y es algo que se desconocía hasta ahora, es que aquel día se levantó diciendo que había decidido que no cumpliría más años.

Con 83 se plantaba porque sentía que ya había celebrado muchos, así que tomó esa decisión, que se plantaba con los 83, como desvela Esther Doña a SEMANA. Nadie imaginaba, ni mucho menos ellos dos, que se trataba de un desagradable presagio y que fallecería un mes más tarde por culpa del Covid.

Así, aquella mañana Carlos Falcó se lo comunicó a su esposa. El marqués de Griñón le dijo “Esther, no pienso cumplir más años”. Y ella le siguió la broma y le dijo tajante “de ninguna de las maneras Carlos ¿cómo va a ser eso?”. Así nos lo cuenta la propia Esther. Aquel día la viuda estaba centrada en la fiesta sorpresa que le había organizado para ese día.

Esther había quedado con sus amigos del “pentágono”, que es como se autodenominaban los cinco amigos incondicionales: el abogado Matías Cortés (que también falleció el año pasado), Jaime Soto, Álvaro Álvarez Alonso y el marqués de Alella. Aquella fue su última fiesta de cumpleaños.

«Esther, no pienso cumplir más años», le dijo Carlos Falcó a su mujer

© Redes sociales.

Esther Doña la llevaba preparando desde hacía tiempo con mucho secretismo. No quería que el marqués se enterada. Quería que fuera sorpresa. Así, aquel día consiguió reunir a sus amigos en el palacio El Rincón, donde los marqueses vivían. Allí fueron llegando los del “pentágono” y 40 más y le ofrecieron un gran cumpleaños que Falcó “disfrutó muchísimo”, nos asegura su viuda.

El día del último cumpleaños de Carlos Falcó, “amaneció con una luz especial, era un día de lujo. Carlos estaba a sus cosas y no se enteró porque yo había organizado con los caseros todo en el salón Hélice y en el comedor grande, que se encuentran en una parte del palacio que no frecuentábamos”, indica Esther a SEMANA.

“Habíamos preparado una comida asiática que dicen que alarga la vida… Cuando llegaron los primeros invitados le dije lo que habíamos organizado. Se sorprendió y le gustó mucho. Carlos se lo pasó genial, al igual que todos sus amigos. Estaban encantados. Y eso que Carlos siempre me decía que sus amigos eran muy pijos… Pero aquí les encantaba venir porque se encontraban a gusto, ajenos a miradas indiscretas. Aquí quitábamos los formalismos”, relata Esther.

Esther le preparó una gran fiesta sorpresa por su cumpleaños

© Redes sociales.

“Hoy recuerdo lo feliz que fue en su último cumpleaños, se lo pasó como un niño chico y justo cuando había decidido no celebrar más…”. Esther recuerda lo feliz que fue Carlos en su último cumpleaños, cómo le preparó la mesa buffet a esos amigos acostumbrados a que les sirvieran con guante blanco. No recuerda los regalos, pero sí cómo disfrutaron porque un mes más tarde, el marqués de Griñón moriría por culpa del Covid en el peor momento de la pandemia. Meses después le seguiría Matías Cortés, Alfonso Cortina y un larguísimo listado de amigos, incluido su hermano, Fernando Falcó.