La marquesa viuda de Griñón da el último adiós a su progenitor, fallecido a causa del coronavirus, acompañada de sus seres queridos.


Sin duda, 2020 no ha sido un buen año para Esther Doña. En apenas ocho meses, la malagueña ha perdido a su marido,  Carlos Falcó, y a su padre. Y en ambos casos ha sido el coronavirus lo que le ha arrebatado la vida a los hombres más importantes para ella. El Marqués de Griñón fallecía el pasado mes de marzo tras contraer el virus que asola al planeta. El lunes 16 de noviembre moría su padre, José Doña, a los 69 años a causa de la Covid-19 después permanecer varios días ingresado en un hospital de Málaga.

El silencio de la malagueña tras perder a su progenitor

Hasta el momento, la marquesa viuda de Griñón no se ha pronunciado sobre este triste suceso. No ha compartido mensaje alguno aún en las redes sociales, donde mantiene un perfil muy activo desde que abrió su cuenta, el pasado mes de septiembre. En esta red social ha recibido ya numerosas muestras de cariño de sus amigos y allegados.

GTRES

Otros, en cambio, se han acercado al tanatorio de Marbella para acompañarla personalmente en el último adiós a su progenitor. Allí hemos visto a Esther Doña desolada, arropando a su madre, Marian Morales. Son momentos muy dolorosos para la familia, especialmente para su progenitora, así que durante el funeral no se ha separado ni un instante de ella.

La profunda tristeza de Esther Doña en el último adiós a su padre

La viuda del marqués de Griñón, vestida de riguroso luto, ha estado acompañada a sus vez de sus hermanos, quienes la apoyaron incondicionalmente cuando quedó viuda. A pesar de que llevaba el rostro cubierto por una mascarilla negra, sus ojos reflejaban la profunda tristeza y el abatimiento que sufre en estos momentos.

GTRES

A veces el destino es caprichoso, y en el caso de Esther Doña ha querido que la misma enfermedad que le quitó a su marido haya puesto fin a la vida de su padre. José Doña, casado con Marian Morales, era padre de cuatro hijos: Esther, Lorena, José y María. Todos los miembros de la familia son una piña y han permanecido juntos tras la pérdida de su padre. Hace apenas unos meses, la andaluza presumía de hermanos en sus redes sociales, donde compartía una instantánea de la celebración del cumpleaños de María, su hermana pequeña.

Una familia unida ante el dolor

«Hoy es otro día muy especial para mí, es el cumpleaños de mi hermana pequeña, pequeña por edad pero no hay nadie mas grande que ella! Mery, sabes lo muchísimo que te quiero y lo importante que eres para mi… Muero porque se levante este estado de alarma y poder abrazarnos, reírnos hasta caer exhaustas… y sobre todo sentir el calor de esos abrazos que solo tu sabes darme!!! Te quiero pequeñita! ❤️ @maria_dona_m«, señalaba.

GTRES

Este nuevo golpe ha hecho que Doña reviva el dolor al que tuvo que hacer frente el pasado marzo, cuando el padre de Tamara Falcó moría a los 83 años en la Fundación Jiménez Díaz, donde había ingresado tras contraer coronavirus. Entonces no daba crédito a la rapidez con la que sucedió todo. «Fueron momentos duros y de mucha incertidumbre. En ningún momento pensamos en el desenlace que tuvimos ni Carlos ni yo. Fue dramático. Cuando ingresó estaba bien, él estaba súper sano, no tenía nada. No tenía ni colesterol ni nada. Lo único que tenía era años», relataba recientemente.

Así recuerda Esther Doña a Carlos Falcó: «Cada minuto te sigo sintiendo aquí conmigo»

Hace dos semanas recordaba a su esposo con una bonita foto de la pareja publicada en su perfil de Instagram. «Mi amor, cada minuto te sigo sintiendo aquí conmigo…», comienza su ‘post’ publicado este mismo domingo. «Pero hoy es un día en el que tu presencia falta aún más… Esta noche volveré a buscarte en cada estrella ✨», recordaba. La ausencia del aristócrata aún le pesa y no le está resultando fácil afrontar su día a día sin él.

GTRES

Cuando aún no se ha hecho a la idea de vivir sin el Marqués de Griñón, Esther se ha despedido de su padre, una de las personas más destacadas de su vida. Por suerte no ha estado sola y sus familiares y amigos la han acompañado en tan difíciles horas.