La nieta de Rocío Jurado ha entrado en directo en ‘Sálvame’ para pedir disculpas por un error que ha cometido: «Me equivoqué».


Rocío Flores ha vivido una tarde agridulce debido a un error por el que ha pedido disculpas en directo en televisión. Hace unas horas, la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores declinaba la invitación para participar en el último programa de ‘Hormigas blancas’, que emitió un especial sobre su abuela, Rocío Jurado. La redacción de este espacio se puso en contacto con ella para pedirle declaraciones sobre la más grande, pero ella los remitió a su representante, Agustín Etienne.

Antonio David reprende a su hija en ‘Sálvame’

Esta tarde, su padre le recriminaba su actitud en ‘Sálvame’. «Estuvimos viendo el documental y comentándolo por WhatsApp. Cuando vi la reacción a esa llamada le di mi opinión y le dije que se había equivocado. Creo que fue una respuesta desafortunada. Le dije que no debía hablar con la prensa y directamente remitir al representante». Con estas palabras, el malagueño ha dejado claro que no estuvo de acuerdo con su postura al responder a la prensa.

Minutos después de que el colaborador manifestase públicamente que su hija no había actuado adecuadamente, Rocío Flores ha intervenido en directo en el programa para entonar el ‘mea culpa’. Emocionada, y entre lágrimas, ha explicado que la intención de su llamada era «pedir disculpas porque es verdad que me equivoqué al remitir la llamada a Agustín».

Así ha recordado a su abuela: «Siento devoción por ella»

La joven ha explicado el porqué de su postura en directo. «Jamás he tenido ningún problema en decir mi opinión o lo que pienso de forma totalmente gratuita. Cuando estuve en ‘Supervivientes’ se me criticó muchísimo por el hecho de que yo me abriera y por hablar de mi familia. En ese momento, cuando me llamaron, me pilló así y fue la manera más real de evitar esa llamada. Quiero pedir disculpas porque lleváis razón. Me equivoqué».

Aprovechando que estaba en directo, Carlota Corredera le preguntaba por el documental sobre su abuela en ‘hormigas blancas’. conseguía saber cuál fue la opinión de Rocío sobre el documental de su abuela. «Me pareció muy emotivo. Se recordó a la artista más importante de España y más reconocida a nivel internacional. Fue una manera de mantenerla en el recuerdo. Nunca va a desaparecer. Como nieta es un orgullo y como abuela no hace falta que diga que siento devoción por ella», declaraba. «Lo que más me gustó fue ver cómo fueron sus comienzos». La parte más dolorosa del monográfico fue ver las imágenes de «ambos entierros» y revivir la muerte de su abuela, que sucedió cuando ella «tenía nueve añitos».

No desea volver a sentarse en un programa de televisión

Rocío también ha explicado que en el futuro no desea volver a ponerse delante de los focos. «Mis planes principales son retomar mis estudios y no estar en el mundo del corazón. Siempre me he mantenido en esa línea». Cuando Corredera le preguntaba si volveríamos a verla sentada en un plató de televisión ha respondido tajante: «Lo dudo mucho». Y es que lo que le apetece ahora es volver a disfrutar de la vida que tenía antes de su paso por el ‘reality’ de Honduras: «Quisiera crecer en centrarme en otro tipo de cosas, no me quiero meter más en esas cosas».

Responde tajante a las declaraciones de María Teresa Campos

En su intervención en ‘Sálvame’, Rocío Flores ha respondido a las recientes declaraciones de María Teresa Campos. Este fin de semana, la malagueña se sentaba en un plató de televisión para recordar a su amiga, Rocío Jurado. En su aparición televisiva lanzaba un contundente mensaje sobre Rocío Carrasco. «Le digo a Rocío (Jurado) que tu hija levantará la cabeza y que alguna vez se hará justicia con tu hija», expresaba. «He querido mucho a Rocío Jurado durante toda mi vida, defiendo lo que es justo», recalcaba. Asimismo, recordaba que Rociíto es como una hija para ella, y que «la vida no se ha portado muy bien con ella».

Sobre el distanciamiento de ésta con sus hijos y con su familia, la presentadora decía: «No se pueden arreglar las cosas afectivas cuando son muy graves». Sobre este asunto, Rocío Flores ha preferido no entrar en polémicas. «En mi casa me han enseñado desde muy pequeña a tener respeto a las personas que son mayores que yo y por eso no quiero hablar, prefiero mantenerme al margen respecto a temas familiares. Si no hablo y me mantengo al margen es porque quiero», concluía.