Este lunes, Ana Obregón ha dado su entrevista más dolorosa: la primera después de la muerte de su hijo, Álex Lequio. Fue el 13 de mayo de 20202 cuando la vida de la actriz cambió por completo tras el fallecimiento del joven, que no pudo superar el cáncer que sufría. Casi dos años después de la irreparable pérdida, Ana Obregón se ha sentado en ‘Mi casa es la tuya’ para concederle a su gran amigo, Bertín Osborne, su primera entrevista en televisión tras la muerte de Aless.

Una entrevista que eligió como localización la ciudad malagueña de Marbella, donde la actriz se traslada para recargar las pilas. Asegura que el mar y la naturaleza le dan un chute de energía en estos momentos tan complicados. Allí se ha reencontrado con el cantante de rancheras, pero antes de empezar la entrevista le ha dicho que se quería cambiar de ropa y ha optado por un vestido con mucha historia detrás.

La actriz ha querido homenajear a su hijo, Álex Lequio, con un vestido al que le guarda mucho cariño

Ana Obregón ha elegido un espectacular diseño de Chanel que llevaba treinta años guardado en su armario. Un mini vestido en negro de la maison francesa que se lo lo compró el día que se marchó a Italia para darle la buena noticia de su embarazo, Álex Lequio, a la familia de Alessandro Lequio. Para ese día, Ana Obregón eligió el vestido que ha lucido esta noche del lunes y que ha querido recuperar para homenajear de nuevo a su hijo, Aless (así le llamaban sus amigos y el entorno más cercano al joven).

La actriz ha querido llevar el mismo vestido que llevó el día que le dijeron a la familia de Alessandro Lequio que estaba embarazada de su primer hijo. Una bonita historia que ha querido recuperar en su entrevista más dura, cuando ha recordado la larga lucha del cáncer de su hijo y cómo fue el día que su vida cambió para siempre: «No me acuerdo de nada. Creo que entré en shock», ha dicho la presentadora, entre lágrimas.

Ana Obregón

Telecinco

Un vestido que llevaba tres décadas en su armario

Después de enseñarle el coqueto vestido a Bertín Osborne, minivestido de gasa, en negro, con la cintura ajustada y cuello de bebé en blanco con mangas al tono. Además se ha calzado unos salones destalonados de Dior. Una mujer ‘preppy’ que se iba a enfrentar a la entrevista más dolorosa de su vida.

Ana Obregón le ha pedido a Bertín Osborne cambiarse de ropa porque quería homenajear tanto a su hijo como al padre de él con su atuendo. Ha  escogido «un vestido que lleva 30 años en una percha» pero que tenía una historia inolvidable. Tres décadas después, la actriz y presentadora lo sigue luciendo de manera impecable y le sigue quedando como un guante. Lo ha recordado con mucho cariño.

Además, ha hablado de los felices que se pusieron la familia del italiano cuando conocieron que iban a aumentar la familia. Lo ha recordado con mucho cariño e incluso hemos podido ver una fotografía de aquel momento en el que lo lució tres décadas atrás, que puedes ver a continuación. Un momento emotivo antes de dar paso al relato tan doloroso de la lucha contra el cáncer de su hijo.

Ana Obregón
Telecinco

El desgarrador relato de Ana Obregón al hablar de su hijo

Ana Obregón se ha sincerado con Bertín Osborne y ha relatado tanto el dolor que sufrió ella, como al que él se tuvo que enfrentar. Incluso ha recordado el último día que estuvo junto a él: «Sufrió muchísimo. ¡Cómo sufrió! No es justo… Lo siento, Aless. Seguro que se está enfadando», relataba Ana. Al final, «Alessandro no se movía del hospital. «Un puto lunes le dijeron vamos a sedarlo para que no sufra. Y así fue. Pero él seguía sonriendo. Le sedaron y esa noche estuvimos su padre y yo a su lado cogiéndole la mano. Y se fue. Yo yo me fui con él. Quiero que la gente sepa lo valiente y lo fuerte que fue mi hijo. Valiente hasta el final. Yo me quedé abrazada a él mucho tiempo. Y se lo llevaron. Ahí dejé de ser fuerte. No sé con lo fuerte que fui por qué no lo soy ahora. Me está costando mucho».