Paloma Cuevas y Enrique Ponce, por fin, van a poder celebrar la Primera Comunión de su hija, Bianca, en la Cetrina como tenían pensado hace unos meses.


La Primera Comunión de la hija menor de Paloma Cuevas y Enrique Ponce ha dado innumerables vueltas este año por la pandemia. Mucho se ha especulado sobre el lugar en el que se iba a celebrar y la fecha elegida, pero, por fin, ya han encontrado el momento perfecto. Será en el mes de septiembre, en concreto, el día 11 cuando toda la familia de la pequeña tiene previsto reunirse en un acto íntimo que ninguno de ellos olvidará. No será tenso, pues ambos tienen una muy buena relación, tanto que no hay ningún problema porque ese día haya doble fiesta. Y es que Paloma Cuevas ese día está de cumpleaños, ya que cumple ese día 49 años, día en el que de nuevo coincidirá con el que ha sido su marido durante más de dos décadas.

© Gtres.

Será en la Cetrina, la finca en la que los dos pasaron el confinamiento junto a sus hijas y los padres de Paloma donde se celebrará este día tan especial para ellos. Allí se quiere poner un altar, sillas para los invitados y contarán con una sorpresa por parte de Ponce. Presumirá de voz, un talento que según su círculo posee desde hace mucho tiempo y cantará algunos boleros ante la que ha sido su familia política y, además, lidiará unas vaquillas. El objetivo es reunirse en un entorno seguro y será tras la misa cuando sirvan un cóctel en el jardín, confiando en el catering de un familiar que ha estado presente en momentos importantes para ellos. Cumpliendo con la tradición, buscan tener un día repleto de risas en el que no habrá lugar a los malos rollos. Paloma quiere que sea un día feliz y se está esforzando porque así sea, teniendo en cuenta además la crisis sanitaria y el número de asistentes que han sido vacunados.

Eso sí, Ana Soria no acudirá. Aunque el divorcio ya es un hecho y ella y el almeriense continúan con su relación, Ponce es consciente de que su presencia podría incomodar a sus hijas e incluso a su expareja. Con el fin de evitar posibles tensiones, Enrique Ponce asistirá a esta cita familiar sin su novia y dará prioridad a su familia en un día en el que Paloma Cuevas estará doblemente feliz. La fecha, que ha sido adelantada en la televisión de Castilla La Mancha, deja claro que este mes de septiembre es importante para ellos. Pese a esta drástica decisión, Ana y Ponce siguen tan enamorados como siempre y, prueba de ello, las imágenes exclusivas que te mostramos en la revista SEMANA hace solo unos días. En ellas, su complicidad era más que evidente.

Fotomontaje SEMANA

Fue hace tan solo unos días cuando Paloma Cuevas volvió a gritar al mundo que su familia es para ella, sin duda alguna, su máxima prioridad. «¿De qué trata la vida? La vida trata de a quién amas, de ayudar a quien nos necesita, de hacer felices a quienes tenemos cerca…En definitiva, de construir recuerdos bonitos y si son desde la infancia mucho mejor», escribió en su red social. Así, volvió a demostrar que pase lo que pase nunca tendrá una mala relación con el padre de sus hijas.