David Muñoz y Cristina Pedroche vuelven a anunciar malas noticias y es que su restaurante de Madrid, DiverXo, no podrá abrir sus puertas hasta nueva orden. El tercer golpe empresarial que sufre en tan solo tres meses


David Muñoz y Cristina Pedroche no levantan cabeza y es que desde hace unos meses parece que la mala fortuna se ha instalado sobre ellos y no tiene intención de alejarse para encontrar unas nuevas víctimas. Un nuevo golpe empresarial amenaza el imperio levantado por el chef, con la inestimable ayuda de su mujer, Cristina Pedroche, y es que, con este, suman ya tres los varapalos que su restaurante de Madrid ha recibido, dejándole sin recursos para salir adelante. Un incendio, un foco de coronavirus entre sus cocinas y, ahora, por culpa de las restricciones, la apertura de DiverXo se ha tenido que posponer sin fecha establecida. Una decisión que el cocinero acaba de anunciar y que deja a su negocio con el cierre echado y sin posibilidad de darle los valiosos ingresos en los que se sustenta su fortuna.

Después de dos semanas cerrado, haber cumplido la cuarentena y tener a todo el equipo sano, teníamos pensado reabrir DiverXo, pero no va a poder ser posible debido a las nuevas normas de la Comunidad de Madrid”, anunciaba David muñoz en un vídeo que ha compartido en sus redes sociales que, a modo de queja, denunciaba que la delicada situación por la que atraviesa la capital en pleno avance de la pandemia le ha dejado sin posibilidad de abrir su negocio para continuar cosechando éxitos. “Iremos decidiendo semana a semana si podemos abrir o no, dependiendo de cómo funcionen estas medidas. Iremos avisando”, anunciaba, triste por tener que dar esta noticia después de la sucesión de tragedias que ha sufrido en los últimos meses.

 

No obstante, David Muñoz, con la ayuda de Cristina Pedroche, aún tiene un as en la manga y es que su última aventura empresarial le llevó a confiar en el servicio a domicilio como principal fuente de ingresos. Goxo fue creado para acercar sus creaciones culinarias a todos los hogares en tiempos de coronavirus y parece que ahora se convertirá en su principal apuesta, al ver el restaurante que le ha dado fama y prestigio mundial con el cartel de ‘cerrado’ sin fecha estimada para su apertura. Una delicada situación económica con la que lidian otros muchos negocios de restauración, que se han visto afectados por las necesarias medidas de contención del virus.

David Muñoz acumula una muy mala racha

Los últimos meses no han sido especialmente buenos para David Muñoz, que aún así trata de ofrecer su mejor imagen ante el peor momento. El marido de Cristina Pedroche tuvo que mantener cerrado su restaurante DiverXo a consecuencia de un aparatoso incendio. Fue el pasado 22 de agosto cuando el sistema de extracción de su local falló y obligó a que sus clientes y su equipo de cocinas tuviesen que abandonar precipitadamente el establecimiento. Esto les obligó a permanecer cerrados durante unas semanas, pero regresaron con optimismo ante la creencia de que tras este susto tan solo les quedaba recoger nuevos triunfos. No fue así.

View this post on Instagram

Lamentamos comunicar que DiverXO permanecerá cerrado provisionalmente para preservar la salud del equipo y de nuestros clientes. Nos apena enormemente esta decisión, pero pese a haber sido muy estrictos en el cumplimiento de normas y protocolos, hemos detectado algunos casos en los controles rutinarios que venimos desarrollando internamente. Para nosotros, lo más importante en estos momentos es velar por la seguridad de todos los que nos rodean. Os rogamos muy sinceras disculpas por las molestias que podamos estar causando. Lo que sí podemos prometeros es que volveremos con más fuerza cuando las condiciones sean las óptimas para reabrir. Mientras tanto, os seguiremos atendiendo en StreetXO y GoXO.

A post shared by Dabiz Muñoz (@dabizdiverxo) on

Tan solo un mes más tarde, en septiembre, el empresario tuvo que informar de un nuevo cese de la actividad de su negocio, ante la aparición de un brote de coronavirus entre sus trabajadores. “Lamentamos comunicar que DiverXo permanecerá cerrado provisionalmente para preservar la salud del equipo y de nuestros clientes. Nos apena enormemente esta decisión, pero pese a haber sido muy estrictos en el cumplimiento de las normas y protocolos, hemos detectado algunos casos en los controles rutinarios que venimos desarrollando internamente. Para nosotros, lo más importante en estos momentos es velar por la seguridad de todos los que nos rodean. Os rogamos muy sinceras disculpas por las molestias que podamos estar causando. Lo que sí podemos prometeros es que volveremos con más fuerza cuando las condiciones sean las óptimas para reabrir. Mientras tanto, os seguiremos atendiendo en StreetXo y GoXo”, escribía David Muñoz, que finalmente no ha visto su promesa cumplida, al tener que anunciar que la apertura de su icónico restaurante tendrá que esperar por culpa de las restricciones que impiden que sus clientes lleguen a su mesa a degustar sus propuestas gastronómicas y saciar los paladares más exquisitos con sus elaborados platos.

David Muñoz no pierde la esperanza

Aunque las circunstancias estén siendo complicadas para todos los empresarios del mundo de la hostelería y que en su caso la situación se haya visto agravada por sucesivos acontecimientos, el marido de Cristina Pedroche no pierde la esperanza. Así lo ha querido dejar claro en sus redes sociales, donde ha querido transmitir “un mensaje de ánimo y esperanza para todos los hosteleros de Madrid. No tiréis la toalla, al final del túnel hay una luz. Aguantad que más pronto que tarde vamos a poder llenar ese negocio para todos los ciudadanos de Madrid. La hostelería retransmite alegría. Entre todos lo vamos a lograr. Mucha fuerza y mucho ánimo, ¡Vamos Madrid!”, explica sacando fuerza de donde no las hay para tratar de ayudar a aquellos que estén en una situación aún peor que la suya. Un detalle que muchos han querido agradecerle con infinidad de mensajes.