Ana Obregón sabe que el único y verdadero deseo que podría pedir no se cumplirá y por eso se conforma con pedir salud para todos. Su semblante refleja la tristeza que siente, pero ha ofrecido un mensaje de esperanza que todos han aplaudido


Difícilmente logremos olvidar lo que ha supuesto el 2020 para cada uno de nosotros, pero para Ana Obregón este año ha marcado un antes y un después en su vida. La muerte de su hijo, Álex Lequio, le ha sumido en la tristeza y, como ella misma decía días después de su fallecimiento el pasado mes de mayo a consecuencia de un cáncer: “Se apagó mi vida”. Pese a esta afirmación, la que brilló sin lugar a dudas fue la propia Ana Obregón, con un diseño en blanco de Alejandro de Miguel, y con un mensaje de esperanza para todos los españoles que han perdido a un ser querido este trágico 2020 que dejamos atrás, con todas las ilusiones y deseos puestos en el 2021. Un año en el que la presentadora tiene la certeza de que no se cumplirá su único y verdadero deseo, por lo que debe conformarse con el bien del resto.

Ana Obregón ha sido una de las grandes protagonistas de las Campanadas del fin de año, encargada de despedir el inolvidable, muy a nuestro pesar, 2020 y animarnos a encontrar la esperanza puesta en el año que acabamos de estrenar. La presentadora, acompañada de Anne Igartiburu en el balcón de la Plaza del Sol de Madrid reservado para dar las Campanadas desde TVE, estuvo acertada en calificar el 2020 como un año “maldito”. No es para menos, decenas de miles de personas en España han perdido a un ser querido por culpa del coronavirus, pero esta pandemia no es la única tragedia que se ha colado en otros muchos hogares, dado que hay muchas adversidades a las que tenemos que hacer frente, y a pesar de ellas aún la vida siempre merece la pena. Ana Obregón ha sido víctima del cáncer, al arrebatarle el ser más preciado de su existencia y pilar fundamental de sus días. Su hijo Álex Lequio perdía la batalla y a ella le tocaba librar otra, vivir echando de menos a su hijo y esperar el día en el que se reencontrará con él, algo de lo que no le cabe la menor duda que sucederá.

Vídeo: Gtres

El deseo que Ana Obregón no podrá cumplir

Después del homenaje que Ana Obregón le ha realizado a su hijo en las Campanadas, tocaba volver a su casa a reconstruir los sentimientos que ese emotivo momento le habían provocado. Antes tuvo oportunidad de hablar con los reporteros que aguardaban a las puertas del reloj de la Puerta del Sol para preguntarle por cómo había vivido la experiencia y conocer su deseo para este 2021. “Yo tengo pocas cosas que pedir al nuevo año, porque mi deseo no se va a cumplir, pero le pido salud para todos”, decía Ana Obregón antes de subirse al coche que le llevaría a su casa, tal y como adelanta ‘Hola’.

Foto: Gtres

La tristeza en el semblante de Ana Obregón ha tocado el corazón de los españoles durante la emisión de las Campanadas. El halo de tristeza se palpaba en el frío ambiente, que distaba mucho de los momentos festivos que años atrás hemos vivido desde los balcones de la Plaza del Sol, antes también abarrotada de miles de personas deseosas de festejar el Fin de Año y recibir un año nuevo por todo lo alto. Ese sentimiento este año no lo hemos vivido, pues la mochila que llevamos es pesada. Pese a todo ello, Ana Obregón quiere demostrarle a todos que la esperanza es posible, que el deseo de salir adelante debe ser siempre más fuerte que el pesar y por eso no tiene problemas en confirmar que no está cerrada a regresar a la televisión tras las Campanadas. “En eso están insistiendo”, confirma la presentadora, que deja claro que las ofertas sobre la mesa están ahí y que, al menos, las está escuchando.