Este miércoles, Elena Tablada y su familia despidieron a su abuela, Elena Moura, en una misa funeral en una capilla de la capital madrileña


El pasado 17 de noviembre, la abuela de Elena Tablada, Elena Moura, fallecía a los 92 años a causa del coronavirus. Un mes después, la familia se volvía a reunir en una misa funeral que ha tenido lugar este miércoles en una capilla religiosa en Madrid. Tras el polémico entierro de la abuela de la diseñadora, debido a que la propia Elena Tablada compartió en sus redes sociales diferentes imágenes durante el mismo, en esta ocasión se ha intentado mantener más alejada del foco. Todo el clan Tablada se ha vuelto a reunir para dar el último adiós a Elena Moura en una misa homenaje.

Elena Tablada llegó acompañada de su marido y su hija

Hace unas semanas también vimos a la diseñadora acompañada por su madre en otra misa en homenaje a su abuela, aunque en esa ocasión era una misa organizada por una amiga de la familia y muchos de los familiares más cercanos no pudieron acudir. De hecho, tan solo asistió Elena Tablada y su madre. Ahora, no ha faltado nadie a este homenaje a la cubana fallecida por coronavirus. La diseñadora llegaba acompañada por su marido, Javier Ungría, y también les acompañaba Ella, la hija que tiene en común con David Bisbal.

En el interior del templo religioso, la diseñadora se acercó donde estaba colocada una fotografía de su abuela con el semblante serio y visiblemente triste por la irreparable pérdida. La diseñadora, que siempre ha estado muy unida a su abuela, quiso hacer una lectura durante la misa en recuerdo a Elena Moura. Sacó toda su fuerza en estos momentos tan duros para poder dedicarle unas bonitas palabras a su abuela.

Gtres

Durante la misa funeral, la diseñadora estuvo muy pendiente del bonito homenaje y de los seres queridos que le quisieron acompañar en este momento tan complicado para la familia. Con el semblante serio y acompañada por los suyos, Elena Tablada vivió este instante en el homenaje hacia su abuela. Tras terminar la misa funeral, tanto la diseñadora como su hija Ella, salieron con dos ramos de flores y se marcharon a casa. Elena se marchó con su marido, Javier Ungría, muy triste tras la pérdida de su abuela.

La matriarca del clan siempre ha sido una mujer positiva y un gran apoyo para la ex de David Bisbal. De hecho, tras su fallecimiento, quiso despedirse con una emotiva carta que compartió a través de su perfil de Instagram. : «Así serás siempre para mí. La más divina, la más disfrutona, la más querida y la más cuidada. La que todo le viene bien, la más sabia, la más cubana pero la más española, la más optimista y, sin duda, la más fuerte. «Qué suerte la mía, mami, te adoro y te lo debo todo. Cómo voy a extrañar nuestras conversaciones», escribía por aquel entonces.