Destrozado y abatidos, Ana Obregón y Alessandro Lequio llegaban este sábado al Tanatorio de La Paz de Madrid para darle su último adiós a su hijo, Álex Lequio, quien fallecía el pasado martes 13 de mayo después de una dura batalla contra el cáncer.

ana-obregon-alessandro-lequio

La actriz y el italiano eran los primeros en llegar al cementerio de Tres Cantos (Madrid). Visiblemente afectados y con el rostro descompuesto, Ana Obregón hacía su entrada en el Tanatorio de forma recostada para que las cámaras no pudieran captar su dolor. Junto a ella, y con la pertinente mascarilla en su rostro como medida para prevenir el contagio del coronavirus, el colaborador de ‘El programa de Ana Rosa’ consolaba a su exmujer y se mostraba como su mayor apoyo ante estos duros momentos por los que ambos están atravesando.

Detrás de ellos, le seguía el coche fúnebre que contenía los restos mortales del joven empresario. A la comitiva le seguía varios coches en los que se encontraba Carolina Monje, que no podía evitar mostrar su dolor. A pesar de la situación excepcional por la que está atravesando el país, la familia ha podido despedirse de Álex Lequio. A su entierro no han faltado las hermanas de la actriz, así como Celia, la prima y su mayor confidente. Estos últimos accedieron al velatorio por una puerta trasera.

Este duro momento nos ha dejado desgarradoras imágenes de toda la familia, que ante esta adversidad está más unida que nunca, que muestran el dolor al que se enfrentan después de perder a Álex con tan solo 27 años.

Una dolorosa despedida

alex-lequio

Los restos mortales del joven llegaban esta mañana procedentes del tanatorio Sancho de Ávila de Barcelona. Este viernes, Ana y Alessandro llegaban a la capital a media tarde. Se dirigieron desde la ciudad condal hacia Madrid, emprendiendo el viaje más difícil de su vida. Eso sí, con una sonrisa con la que intentaron agradecer a los medios el cariño demostrado durante los últimos días a su hijo.

Sin lugar a dudas, es un momento muy difícil para toda la familia, quienes siempre han demostrado lo muy unidos que están. Esta trágica noticia supone un duro golpe para todos ellos puesto que al dolor se añade el hecho de que no podrán darle un último adiós debido a la situación de emergencia del país. Debido a la Fase 0 en la que se encuentra la capital española, al entierro podrán asistir un máximo de tres familiares. Esto ha provocado que solo los padres, acompañados por su novia, Carolina Monje, han sido los únicos que han podido estar presentes en el entierro. Después, y por grupos de tres, el resto de los familiares han podido despedirse del joven.