La actriz tuvo que estar pendiente de su madre hace unos días tras su ingreso y ahora está al lado de su hijo por el mismo motivo.


Ana Obregón no pasa por el mejor de sus momentos. Y es que la actriz se encuentra centrada en el cuidado de su hijo, Álex Lequio, que tuvo que ingresar este pasado lunes en la clínica Ruber Internacional de Madrid tras su sufrir una recaída, según ha podido confirmar SEMANA.