El periodista y colaborador ha anunciado a través de sus redes sociales, que abandona el programa para dedicarle más tiempo a sus hijos


Uno de los colaboradores más habituales de `Viva la Vida´ ha anunciado repentinamente que abandona el programa, tras tres años de trabajo. Se trata, nada más y nada menos, que del paparazzi Diego Arrabal. El caza famosos más popular de la televisión ha sorprendido a todo el mundo con su decisión, ya que en los dos últimos programas del magacín de Telecinco, no se ha hecho mención ninguna acerca de su abandono, y es que, aunque él ha alegado otras razones, todo podría apuntar a una discrepancia con la cúpula, debido al trato de favor a las hermanas Campos.

Ha sido el propio Diego Arrabal quien ha compartido un mensaje en sus redes sociales, en el que comunicaba su marcha del programa que tantas alegrías le ha dado. “Después de más de tres años participando en el programa `Viva la vida´, llegó el momento de deciros adiós”, expresaba sin querer entrar en más detalles. Según la versión que ha dado el colaborador, la razón que le ha motivado a tomar esta decisión ha sido la de querer pasar más tiempo con su familia. “Jugar con mi hijo los fines de semana no tiene precio”, ha escrito, dando a entender que sus prioridades han cambiado y que prefiere jugar con sus hijos antes de sentarse a trabajar.

Sin embargo, si echamos la vista atrás, el último fin de semana en donde el paparazzi participó estuvo plagado de polémica. Su enfrentamiento con Emma García y la dirección del programa a causa de la entrevista que realizaron a Terelu Campos y a Carmen Borrego, en la que se vetó a los colaboradores, ha podido ser el verdadero causante de su marcha del programa. Diego ha visto con malos ojos que los periodistas no pudieran cuestionar las explicaciones de la hija de María Teresa Campos y no ha tenido miramientos en acusar a las Campos y hasta a la propia presentadora de querer controlar el programa para beneficiarlas a ellas.

“Me parece muy mal que hoy se sienten Carmen y Terelu y nosotros no podamos estar en frente, siendo compañeros de ellas y no los enemigos”, explicaba mal humorado a Emma. Algo a lo que ella le respondía de forma tajante: «Tengo una respuesta para eso: no le da la gana al director. El director ha decidido que se sienten con la presentadora. Que a mí me encantaría, no tendría ningún problema en que estuviésemos todos». La conductora del programa aseguraba que la decisión de Raúl Prieto (director del programa) se debía únicamente a que se quería proteger la entrevista y evitar las continuas interrupciones de los colaboradores.

Esta explicación sirvió para todos los demás compañeros, excepto para Diego Arrabal, que continuó el resto del programa mostrando su disconformidad. “No tengo más que decir”, zanjaba el paparazzi y añadiendo que “Creo que por sí solo se entienden ya las cosas”. Todo este conflicto, sumado a sus continuos piques con las dos Campos, habría motivado su marcha del programa. Una marcha, de la que sin duda, se hablará este fin de semana para disipar todas las dudas.