Enrique Ponce y Paloma Cuevas hubieran cumplido este domingo 24 años de casados. Recordamos cómo fue su boda el 25 de octubre de 1996.


El amor que sentían el uno por el otro se esfumó y a día de hoy su divorcio sigue pendiente de firmarse. Paloma Cuevas y Enrique Ponce rompieron su relación sentimental meses antes de cumplir 24 años de casados, siendo este domingo 25 de octubre el día en el que la pareja estaría de aniversario. Su enlace tuvo lugar a las 7 de la tarde en el año 1996 en la Catedral de Valencia, una cita nupcial a la que asistieron numerosos rostros conocidos entre los que se encontraba Francisco Rivera, Eugenia Martínez de Irujo, Terelu Campos, Massiel o Rappel, entre otros muchos. Contrajeron matrimonio, un enlace que en varias ocasiones el diestro ha recordado en sus redes para felicitar a la que era por entonces su esposa.

[/lista_enlaces]

Paloma Cuevas Enrique Ponce
Redes sociales

Aunque Ponce quiso llegar puntual del brazo de su madre, Enriqueta Martínez, quien se retrasó, tal y como marca la tradición, fue Paloma Cuevas, que llegó 20 minutos más tarde junto a su padre, Victoriano Valencia. Ella lo hizo enfundada en un vestido de línea romántica que había confeccionado Chus Basaldúa especialmente para ella, eso sí, con detalles muy significativos para ella. La novia había recuperado las mangas del vestido de su madre, optó por una cola de cuatro metros y escogió unos pendientes de su abuela para su gran día. Tal era la belleza que la cordobesa lució ese día que incluso el sacerdote quiso tener un gesto con ella ese día: «Los sacerdotes somos célibes, pero no ciegos«. Tras contraer matrimonio los recién casados cortaron una tarta que emulaba a la plaza de toros de Valencia así como el campanario de la Torre de Valencia en un restaurante muy prestigioso en el que degustaron una cena en la que destacó el solomillo y el bogavante.

Fue en 2007 cuando se convirtieron en padres por primera vez, siendo cinco años más tarde -en 2012– el año en el que dieron la bienvenida a su segunda hija. Bianca y Paloma han sido sin duda los dos grandes ‘regalos’ de su relación. Aunque para muchos de los invitados a su boda parece que fue ayer, este mes de julio se descubrió que su amor formaba parte del pasado. La revista SEMANA publicó en exclusiva que habían roto, siendo poco después cuando el propio Ponce desveló que otra mujer ocupaba su corazón. El torero desveló a principios de julio que estaba con la joven almeriense Ana Soria, una relación que va viento en popa, pues ya están viviendo juntos en un espectacular piso de una zona muy moderna de Almería. Están instalados en su nuevo hogar y ella, de hecho, ya ha trasladado su expediente a la universidad de la ciudad, donde las clases ya han comenzado, aunque con restricciones. Tan solo un 25 % son presenciales y el resto desde casa, una extraña vuelta para la joven y sus compañeros a su vida universitaria.

Paloma Cuevas Enrique Ponce
Redes sociales

A pesar de que en su momento Ponce sí presumía de su relación con Paloma Cuevas y la felicitaba en cada uno de sus aniversarios de boda, estas publicaciones han pasado a mejor vida. No queda ni rastro de muchas de estas dedicatorias de amor, desapareciendo muchas de estas a partir del mes de septiembre. ¿Habrá tenido lugar entre ellos algún punto discordante? Sea como sea este domingo se cumple 24 años de un día que marcó la vida de ambos para siempre.