Susanna Griso ha salido a comer con Francisco Rivera por Madrid y tras el almuerzo, desfiló con envidiados andares hasta su vehículo como si fuera en una pasarela


Pocas veces tenemos oportunidad de ver a Susanna Griso más allá del plató de ‘Espejo Público’. La presentadora es poco dada a los actos de sociedad en los que la prensa tiene un hueco reservado y tampoco suele dejarse ver por las calles de Madrid junto a rostros conocidos del papel cuché, que sí despiertan gran interés en el público. Pero este martes hemos tenido la oportunidad de captar a la periodista saliendo de un conocido restaurante de la capital, tras haber almorzado con uno de sus compañeros de programa más populares, el torero Francisco Rivera. Lo curioso en sí no es la comida que ha tenido lugar minutos antes, sino la elegancia con la que la presentadora abandona el lugar, con un paso seguro y decidido, que bien podría verse sobre una pasarela de moda profesional.

 

Aunque Susanna Griso es valorada por todos por su profesionalidad al frente de ‘Espeje Público’ y por ser una de las periodistas y presentadoras más respetadas de nuestro país, eso no quita que también se pueda alabar sus envidiados andares. Sin pararse a hablar con los reporteros de ‘Europa Press’, la comunicadora continúa su paso tras sonreír a sus compañeros de profesión. Con una falda midi negra con amplias aberturas delanteras y una chaqueta de punto en color fucsia, a juego estratégicamente con sus alpargatas de taco alto, Susanna Griso nos has sorprendido no solo por lo bien que conjunta la ropa más allá de su labor pública, sino por su privilegiado arte al pisar con seguridad por las calles de Madrid.