A la presentadora de televisión le acaba de jugar una mala pasada el look que ha elegido para acudir este jueves al plató de su programa. ¡Se le ve el sujetador!


Ana Rosa Quintana ha acudido a trabajar como cada día a las instalaciones de Mediaset. A las 8.55 empezaba su conexión en directo desde el plató de ‘El programa de Ana Rosa’, donde la veíamos repasar la actualidad política en el discurso que hace siempre antes de poner en marcha el debate con los colaboradores. Del discurso que compartía como cada día había algo que llamaba la atención de los teleespecatadores este jueves y no eran sus palabras.

Y es que la presentadora de televisión había optado por un look que le jugaba una mala pasada por culpa del juego de luces que hay en los platós de televisión. Ana Rosa Quintana elegía una camisa verde con topitos negros con transparencias. El cuerpecito que elegía hacía que se le viera el sujetador.

A diferencia de lo que hubieran hecho otras presentadoras, Ana Rosa se ha decantado por no ponerse ninguna camiseta para esconder el sujetador. La presentadora de televisión ha preferido darle un giro arriesgado a su look y ha dejado que se intuya su ropa interior, a sabiendas de que muchos se darían cuenta de este ¿descuido?

Ana Rosa Quintana deja a la vista su ropa interior en televisión

© Telecinco.

Parece que para muchos este detalle ha pasado desapercibido o simplemente no le han dado importancia. En muchos de los momentos, se disimulaba este descuido, ya que los rótulos que ponen cada segundo en la pantalla para explicar qué teman tratan en cada momento hacía que no se le viera tanto.

Es el primer lapsus que Ana Rosa Quintana tiene con alguna prenda de su estilismo. Lo que no ha podido evitar la presentadora de televisión son los descuidos por algunas de sus intervenciones. Hace apenas unos días, no podía parar de reír -tampoco sus colaboradores en la mesa política- cuando se equivocaba al decir una palabra.

Este descuido se le disimulaba con los rótulos de la pantalla

© Telecinco.

Durante el debate tan animado que estaban teniendo, Ana Rosa y los colaboradores estaban preguntándose si había dinero suficiente en España para afrontar los problemas laborales y sanitarios de la pandemia, a lo que Ana Rosa matizó ante toda la audiencia: «Ayer le pregunté a la ministra y me dijo que había dinero suficiente». Sin embargo, uno de los colaboradores le contestó que «en España ha habido un fallo multiorgánico del sistema».

En ese momento, todos los colaboradores hablaban a la vez, pero Ana Rosa quiso poner orden lanzando su opinión. Pero al intentar decir algo, le salió una palabra que no era: «Hablando del fallo multiorgásmico… uy, ¿he dicho orgásmico?», preguntaba Ana Rosa, que no podía evitar ponerse colocara ante sus compañeros.

Los colaboradores de la mesa política no se creían lo que acababa de ocurrir no podían parar de reírse. Todos se han preguntado que en qué estaba pensando Ana Rosa. Aún así, la protagonista, que sonreía, parecía estar convencida de que estos ratitos venían muy bien en estos tiempos: «Es viernes y hay que reírse un poco».