El 2 de agosto de 2020, Cantora fue el escenario de una fuerte discusión entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja. Ese día, según María Patiño, el DJ vio algo que podría «meter en un lío enorme a su propia madre».


La guerra entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja sigue ofreciendo nuevos capítulos cada día. Cuando creíamos que ya se había dicho todo sobre el conflicto entre el DJ y la tonadillera surgen nuevas informaciones sobre los detalles que hicieron estallar esta cruenta batalla entre ellos.

Patiño relata la cronología de los hechos «Estaba casi todo el mundo durmiendo»

Este jueves, María Patiño ha revelado datos sobre lo que sucedió el 2 de agosto de 2020 en Cantora. Ese día se produjo una fuerte discusión entre Kiko y su madre. Es algo de lo que se ha hablado mucho hasta la fecha. Pero faltaba un detalle que podría ser clave para comprender la magnitud del enfado del sevillano con su progenitora. La colaboradora ha ofrecido la cronología de los hechos, y ha señalado que  «Ese día hay 11 personas en Cantora. Está Asraf, Isa, el Negro, Irene, Kiko, Antonio el peluquero, Cristina ‘la piloto’, Maite Pulpón y Celeste. Como en esa casa se suelen acostar muy tarde, estaba prácticamente todo el día durmiendo. Anabel, como bien ha relatado ella, estaba en la bañera bañando a las niñas de Kiko. Irene Rosales no sé dónde estaba, pero estaba casi todo el mundo durmiendo».

Telecinco

La gallega ha contado que aquella jornada «también estaban pintando la famosa habitación de Paco. Esa habitación que estaba cerrada con llave y que prácticamente nadie puede entrar ahí. También se estaba desembalando todas las pertenencias, la cristalería, de la casa de La Moraleja, que se había vendido hace años. Y había que subir cajas. Kiko estaba despierto y le dice Antonio el peluquero: ‘¿Me ayudas a subir las cajas?’ Kiko sube cajas y esa puerta está abierta».

«Todas las cosas de valor de Paco se encuentran en una puerta secreta que hay detrás del vestidor de Isabel Pantoja»

«Esos armarios estaban abiertos y en ellos probablemente existía algún tipo de objeto personal vinculado al toreo de Paco. En esos armarios normalmente hay ropa personal de Paco: un abrigo, pantalones de pana que él utilizaba, camisas… que de vez en cuando se hace una limpieza y se saca todo. Pero ahí no estaban las cosas de Paco porque todas las cosas de valor de Paco se encuentran en una puerta secreta que está detrás del vestidor de Isabel Pantoja», añadía la periodista. «Cuando se abre el vestidor de Isabel Pantoja hay una puerta que da a una amplia habitación. Esa habitación da, además, afuera. Se puede entrar por el patio o por la puerta secreta del vestidor». Se trata de una habitación «donde están los objetos de valor de Paco», así como muchas piezas del vestuario que la cantante utiliza «en sus galas más importantes».

© Redes Sociales / Gtres.

«Dicho, esto», detallaba Patiño, «si Kiko Rivera no ve todo lo que se supone que hay de valor porque en esa habitación ese día no estaban. ¿Qué es lo que descubre Kiko para bajar rápidamente esas escaleras de Cantora?».

Lo que vio Kiko que podría «meter en un lío enorme a su propia madre»

«Cuando Kiko Rivera descubre algo tan sumamente fuerte, aparte de la información que ya estaba en su cerebro, baja las escaleras. Estaban Antonio el peluquero y en el salón estaba su tío Agustín. Se produce una conversación tensa, pero no violenta. La pregunta es: si no descubre las cosas de Paco porque estaban en la habitación secreta, ¿qué descubre Kiko que no ha contado ni siquiera a sus mejores amigos ni a su familia porque podría meter en un lío enorme a su propia madre?».

Carlota Corredera recordaba que «se apuntó varios delitos que podría haber infringido esta mujer al haber ocultado los objetos personales que le correspondían a Fran y a Cayetano: obstrucción a la justicia, apropiación indebida y denuncia falsa». Y preguntaba a Patiño: «¿Es algo que tiene que ver con estos delitos?». La colaboradora le ha respondido que «es un presunto delito más grave, hasta tal punto que es el secreto que Kiko, de momento, no ha querido compartir con nadie. Lo que sé es que Kiko no ha querido contarlo». Y es que el músico “no descubrió las cosas de su padre… sino algo que afecta directamente a su madre”.

Telecinco

Hace unos días, Anabel Pantoja contaba su versión de lo sucedido el pasado 2 de agosto en la finca de Isabel Pantoja. «Cuando hay un episodio donde vuela un móvil ahí estamos tres personas y no existe una persona como estáis pintando. No se oyen gritos. Sé que Kiko vive un momento muy chungo. Yo estaba bañando a los niños con Irene y cuando bajamos veo que está mal, de mal humor», contaba. «Después Irene y yo estamos con él y no hay otra persona como se dice. Cuando él encuentra lo que dice baja y se encuentra mal y yo no sabía lo que le pasaba e Irene tampoco. La casa es muy grande. Unos estaban bañando a los niños, otros viendo la tele… Por la noche cuando subo a su habitación me encuentro más o menos lo que ha pasado».