Según ha podido saber SEMANA, el ánimo de la colaboradora no atraviesa su mejor momento. Su prolongada ausencia en ‘Sálvame’ y su silencio en las redes ha hecho despertar todas las alarmas.


La desaparición de Mila Ximénez de los platós de televisión y de la esfera pública ha hecho saltar todas las alarmas. ¿Dónde está la colaboradora? ¿Cómo se encuentra? ¿En qué punto está su tratamiento contra el cáncer de pulmón que padece? Son muchas incógnitas en torno a la sevillana, que lleva varias semanas en riguroso mutis. Su ausencia en los platós de ‘Sálvame’ y su silencio en las redes sociales son una señal inequívoca de que algo sucede.

Mila Ximénez, en horas bajas

Según han informado fuentes cercanas a Mila a SEMANA, su estado de ánimo no está en su mejor momento. Han pasado ya ocho meses desde que anunció su enfermedad a la audiencia de Telecinco. Fue el 16 de junio de 2020 cuando explicó, muy emocionada, que debía dejar temporalmente el trabajo porque le habían diagnosticado un cáncer. También afirmó, rota en llanto, que lucharía con todas sus fuerzas para superarlo. «A mí un tumor de mierda no me va a parar la vida ni de coña», decía. Incluso adelantaba que iba a regresar pronto a su sillón. Y así lo hizo. Tres meses después se incorporaba a ‘Sálvame’. En su vuelta confesaba que sus tres meses de tratamiento habían sido muy duros: «Entré en una depresión muy gorda. No me podía levantar de la cama».

Entonces, su ‘via crucis’ en el tratamiento contra el cáncer no había hecho más que empezar. Aún le quedaban largos meses de sesiones de quimioterapia y revisiones en las que ha intentado llevar una vida lo más normal posible. Una tarea que a veces le ha costado enormes esfuerzos.

@milaximenezoficial

En los últimos meses, Mila Ximénez ha intentado por todos los medios poner buena cara a una batalla que se le hace larga y pesada. Tiene el apoyo incondicional de su familia y de sus amigos. Y en especial el de su hija, Alba Santana, que hace poco se trasladó a Madrid para acompañarla. Ahora, la colaboradora se enfrenta nuevamente a su ausencia, como ya le pasó en navidad.

Cada día es un nuevo reto

Sin duda, el comienzo del año 2021 se ha hecho cuesta arriba para Mila, quien ve cada vez más lejano el horizonte de su curación. Según nos han explicado personas de su círculo, desearía poner fin cuanto antes a esta delicada etapa y anunciar por sin su total recuperación. Esperaba haberlo conseguido antes, y esto la desanima profundamente. Mila echa de menos su vida anterior, su energía de antaño… Ahora, cada nuevo día se presenta como un nuevo reto a superar. Prueba de ello son las breves palabras que publicó en su último post de Instagram. Lo subió a las redes el pasado 27 de enero. «Pues un miércoles vencido», señalaba.

Foto: Telecinco

En estos momentos, sus amigos están preocupados por ella. Todos ellos se están volcando en arroparla. La llaman por teléfono, le escriben mensaje y, los que pueden hacerlo, van a visitarla siempre que pueden. Sus seres queridos están muy pendientes de Mila Ximénez, que atraviesa sus horas más bajas en silencio y alejada del público que tanto la aprecia.