El enfado monumental de David Valldeperas con las elecciones municipales

David Valldeperas, director de 'Sálvame' y presentador de 'Aquí hay madroño', se ha cabreado muchísimo cuando no ha podido votar por ir junto a su perro. El mensaje que ha dejado en su perfil de Instagram ha sido duro, pero también da una lección a aquellos que hacen "normas absurdas"

David Valldeperas se ha llevado este domingo un cabreo monumental durante la jornada de votación de las elecciones municipales. No es que no esté conforme con el resultado del escrutinio, sino más bien por las limitaciones que ha tenido a la hora de ejercer su derecho como ciudadano de echar en la urna la papeleta que le confiere el poder de decisión sobre lo que sucederá en su región los próximos cuatro años. Una labor que finalmente no pudo realizar, porque acudió al colegio electoral acompañado de su perro.

David Valldeperas abandona a Carmen Alcayde en su programa

“Esta es la cara que se me ha quedado cuando me han dicho que no podía entrar a votar. Parece que mi presencia entre las urnas no es bienvenida. Soy educado, paciente y respetuoso, pero ando a cuatro patas y eso me impide entrar en algunos lugares”, se quejaba David Valldeperas, uno de los directores de ‘sálvame’ y presentador de ‘Aquí hay madroño’.

David Valldeperas, muy cabreado

El enfado de David Valldeperas, mostrado en su perfil personal de Instagram, ha venido acompañado de una oleada de mensajes que apoyan su descontento. Son muchos los que se han quejado de que no han podido votar porque iban acompañados de sus perros. Aun así, entendiendo esto como una norma impuesta para todos los ciudadanos, siempre cabía la posibilidad de dejar su fiel compañero en casa durante unas horas para que su dueño pudiese ejercer su derecho a voto en las elecciones municipales.

Aun así, David Valldeperas entiende que este plan alternativo a poder votar junto a su perro es un retraso de la sociedad y, citando a Gandhi, hace suyas las palabras para aleccionar a aquellos que “dictan normas absurdas” como esta: “La grandeza de una nación puede ser juzgada por el modo en que tratan a sus animales”.